Viernes 13 de Diciembre

5 Buenas Prácticas Para Protegerse de los Rayos Ultravioleta

Aplique estos consejos y cuide su piel

Por: ContigoSalud

Con el verano muchas personas buscan opciones para vacacionar y disfrutar con intensidad los largos y soleados días de esta época del año.

Entre los artículos indispensables de su listado vacacional asegúrese de incluir el protector solar, así como adoptar comportamientos que le permitan disfrutar del sol de manera responsable. No olvide que, la sobre exposición al sol en repetidas ocasiones, puede ocasionar daños irreparables en las células de la piel e incluso ser causante de cáncer de piel.

En Costa Rica, el cáncer de piel es de los más comunes, tanto entre hombres como entre mujeres, superando incluso al cáncer de mama o de próstata, abarcando aproximadamente un 23% de todos los casos de cáncer en el país.

En los siguientes párrafos les traemos 5 consejos para protegerse de los rayos ultravioleta y reducir las probabilidades de padecer cáncer de piel:

  1. Evite exponerse en las horas de mayor radiación solar. Es agradable tomar el sol, pero procure hacerlo antes de las diez de la mañana o después de las cuatro de la tarde, para evitar que su cuerpo reciba los rayos ultravioleta en las horas de mayor radiación. Se recomienda que los niños menores de dos años no se expongan directamente al sol.
  2. Protéjase con antelación. Antes de salir al sol, la aplicación del filtro solar debe realizarse 30 minutos antes de la exposición solar. Esto garantiza que el producto trabaje de forma efectiva. Es de especial importancia aplicar el protector en zonas de mucha exposición como el cuero cabelludo, la cara, las orejas, el cuello, la espalda, el pecho y el empeine.
  3. Aplique en cantidades suficientes. En promedio, un adulto necesita aproximadamente 35 gramos de protector solar para cubrirse el cuerpo, un equivalente a cuatro cucharadas grandes. Un niño de 10 años podría requerir la mitad de esta cantidad. Los chicos menores de 10 años, un equivalente de una cucharada grande.
  4. Reaplique el protector solar de forma frecuente. No solamente es importante la selección de un protector solar con un factor alto, también es fundamental garantizar su re aplicación cada 2 a 3 horas. Del mismo modo, se recomienda reaplicar luego de sudar o sumergirse en el agua.
  5. Válgase de una protección completa. La absorción de nutrientes que contengan vitamina E, licopeno, betacarotenos o polifenoles a través de la dieta pueden reducir la sensibilidad de la piel al daño solar y aumentar su resistencia a los rayos ultravioleta cuando se combina con el protector solar, como se extrae del Volumen 96 No2 de la revista de la Revista Argentina de Dermatología Online (ISSN 1851-300X).

Prevención y detección temprana del Cáncer de piel

Es importante que las personas revisen sus lunares y los de sus seres queridos, ya que el 90% de los casos de cáncer pueden ser tratados si se detectan a tiempo.

La revisión de lunares se apoya en el método ABCDE, que responde a cinco características observables de un lunar o mancha sospechosa:

Asimetría: Si traza una línea por la mitad de la lesión, las dos mitades no son simétricas.

Bordes: Los bordes de la lesión son irregulares o disparejos, como los de un mapa.

Color: La lesión contiene una variedad de colores: café claro, oscuro y negro.

Diámetro: Tiene un diámetro mayor a 6 mm; aunque se han detectado de menor tamaño.

Evolución: La lesión cambia en tamaño, forma o color rápidamente; o presenta síntomas como sangrado, rasquiña o formación de una costra.

comments powered by Disqus