Lunes 16 de Diciembre

Ahorro en las Compras del Supermercado

Existen ciertas estrategias que se pueden aplicar para ahorrar dinero.

Por: Dra. Melissa Murillo, Nutricionista

Para nadie es un secreto que el costo de la vida va en aumento y las compras del supermercado no se escapan de esta realidad. Sin embargo, existen ciertas estrategias que se pueden aplicar, tanto en la casa como en el supermercado, para ahorrar dinero.

Lo mejor que podría hacer, es un menú semanal donde pueda conocer los ingredientes que va a utilizar para sus preparaciones y las cantidades que va a necesitar, de acuerdo a los comensales. De esta forma puede aumentar la preparación de comidas en casa, utilizando recetas para calcular ingredientes y porciones, que además le ayudará a cuidar el peso y la calidad de los alimentos.

Podría proponerse retos todas las semanas, como hacer una pizza o hamburguesa saludable, preparar meriendas sin azúcar añadida o aderezos con menos grasa.

Con el menú, podrá establecer la lista de alimentos que debe comprar y evitará gastar en cosas que no necesita, e inclusive en aquellas que no son saludables. Además, la lista evitará que tenga que viajar una o dos veces por semana al supermercado, porque olvidó algo, lo cual le ayudará a ahorrar en transporte. En términos de economía, la organización previa a las compras ¡es mágica!

No todos los supermercados ofrecen los mismos precios, así que podría iniciar una búsqueda de la mejor oferta. Algunos puntos de venta, proponen uno o días a la semana donde reducen significativamente los precios de todos ó ciertos productos. Por ejemplo, los días que  ofrecen mejores precios en carnes, aves y pescados, son ideales para realizar las compras, e inclusive comprar un poco más para congelar y luego utilizar. 

Podría comprar una quincena en un supermercado y probar la siguiente en otro, comprando precios de los mismos productos y calculando las diferencias. Si gusta ser más preciso, puede decirle a un amigo o familiar que compren la misma lista de alimentos el mismo día, pero en distintos supermercados.

Cuando llega a casa, asegúrese de acomodar los alimentos con un orden “PEPS”: Primeras Entradas, Primeras Salidas, con el fin de utilizar los alimentos en orden, para evitar el desperdicio por expiración. Esto aplica, tanto para productos empacados, como alimentos frescos.

También, puede repasar una o dos veces por semana qué alimentos que se han ido acumulando e idear alguna receta con ellos, como arroz con vegetales y jamón ó sopa de verduras con huevo duro.

Si gusta ir más allá, una huerta en casa sería lo ideal. Puede colaborar con el ambiente, consumir alimentos frescos, disminuir el consumo de químicos y motivar a su familia a probar más frutas y vegetales por medio de una mayor relación con estos alimentos saludables.

Recuerde que el tiempo que invierta en planificar, realizar y guardar sus compras, no sólo le permitirá ahorra dinero en el presente, sino que le permitirá que usted y su familia gocen de una mejor salud futura, disminuyendo las cuentas médicas.

comments powered by Disqus