Viernes 23 de Junio

Alimentación Para Mejorar la Artritis

Una dieta baja en sodio ayuda a disminuir la inflamación.

Por: Gabriela Viteri,  Nutricionista

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la inflamación crónica de las articulaciones, produciendo una destrucción progresiva con deformidad.

Para aquellos que sufren de artritis, una dieta saludable en compañía de los medicamentos adecuados ayuda a mejorar los síntomas y molestias de esta enfermedad.

Una dieta rica en frutas y vegetales es de suma importancia ya que provee vitaminas y minerales.  Las vitaminas A, C, E y minerales como el Zinc y el Selenio tienen propiedades antioxidantes que ayudan mucho para el tratamiento de la artritis.

Alimentos que debemos incluir para esta dieta

  • Alimentos basificantes o alcalinizantes como frutas, verduras, frutos secos, fruta seca y miel.
  • Alimentos altos en ácidos grasos esenciales en especial en Omega 3 como los pescados azules, linaza y nueces.  Estos ayudan a prevenir hinchazón y dolor.
  • Alimentos altos en carotenos como la zanahoria, zapallo, manga, papaya y melón.
  • Cereales integrales los cuales proveen Selenio, de alto poder antioxidante además de contener fibra la cual ayuda a evitar problemas de estreñimiento.
  • Alimentos altos en potasio como el banano, dátiles, ciruelas pasas, kiwi y melón.
  • Aceite de oliva, contiene oleocantal, sustancia que bloquea las enzimas que participan en la inflamación.
  • Alimentos altos en vitamina C, lo ideal es comer entre 200 y 500 mg al día. Es más recomendable comer alimentos con vitamina C como naranja, kiwi, fresas y toronja más no suplementos.
  • Te verde, estudios demuestran que un antioxidante presente en el te disminuye la producción de sustancias que causan daño articular. De 3 a 4 tazas al día ayudara con el dolor.

Alimentos que debemos evitar en esta dieta

  • Alimentos acidificantes como las carnes, mariscos, embutidos, tocino, cacahuate.
  • Alimentos altos en grasas saturadas como carnes rojas, embutidos, lácteos enteros, mantequilla, margarina y crema dulce.
  • Alimentos altos en oxalatos como la espinaca y la remolacha.
  • Alimentos altos en purinas como la coliflor, espinaca, lenteja, espárragos y hongos.
  • Aceite de girasol y soya, ya que contienen ácidos grasos omega 6, que provoca un aumento en la inflamación.
  • Limitar consumo de cafeína y tabaco.

Estudios demuestran que una dieta baja en sodio, de contenido igual o menor a 1200 mg por día ayuda a mejorar la inflamación y previene retención de líquidos, un efecto secundario común con el uso de medicamentos para tratar la artritis.

Como fuentes principales de proteína debemos incluir mas pescados, huevo, carne blanca y soya. Para aquellos intolerantes a la lactosa, deberán sustituir la leche de vaca por la de soya. Una dieta muy alta en frutas y vegetales es clave para el manejo o tratamiento de esta enfermedad.

Es de vital importancia que el paciente mantenga un peso saludable para evitar molestias en articulaciones, sobretodo de rodillas y tobillos.

comments powered by Disqus