Miércoles 23 de Agosto

Asma y Dieta Mediterránea

Menor riesgo de asma en niños.

La dieta mediterránea incluye en la dieta diaria vegetales, frutas, pescados y grasas saludables de origen vegetal como nueces, aceite de oliva, aguacate, entre otros.

Este estudio formó parte del la segunda fase del Estudio Internacional de Alergias y Asma en la Niñez (ISAAC), que se llevó a cabo en 29 centros en 20 países, entre 1995 y 2005. Se les dio a los padres cuestionarios con el fin de recopilar información sobre los factores de exposición y las enfermedades alérgicas de sus hijos. Se estudiaron 50,004 niños entre 8 y 12 años.

En general, se observó que los niños que incluyeron en su dieta alimentos similares a los de la dieta mediterránea tuvieron menor prevalencia de sibilancias y asma. En cambio, los niños que consumieron hamburguesas al menos tres veces a la semana, tenían mayor riesgo de asma. Las comidas rápidas son fuente de ácidos grasos trans, ó grasas parcialmente hidrogenadas, las cuales se asocian con mayor riesgo de asma y atopia. Estas grasas además aumentan el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares.

De lo contrario, los pescados azules como el salmón, atún, trucha, sardinas y macarela, son ricos en ácidos grasos Omega 3, que tienen propiedades anti-inflamatorias y se ha demostrado pueden contrarrestar las alergias. Las frutas y verduras son fuente de antioxidantes, los cuales han demostrado disminuir el asma en adultos, además de fortalecer las defensas del organismo.

Los investigadores además encontraron que el riesgo de asma fue menor en niños que consumían frutas, vegetales crudos verdes y cocidos por lo menos 3 veces a la semana. Muchos especialistas coinciden que cuando los niños comen pocas frutas y vegetales, carecen de nutrientes como calcio, vitamina D, hierro, aumentando el riesgo de enfermedades y sobrepeso.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus