Domingo 9 de Agosto

Asma y Epoca Lluviosa

Crisis de asma aumentan en la época lluviosa

Por: Dra. Viviana Trigueros, periodista.

El asma es un problema respiratorio crónico (para toda la vida) causado por la inflamación y cierre de las vías respiratorias. Es la enfermedad crónica más común en niños y adolescentes. La tos, sibilancias (sonido que sale del pecho cuando la persona respira), falta de aliento y dolor en el pecho son los principales síntomas. La OMS estima que en la actualidad hay 235 millones de pacientes con asma en el mundo.

Es recomendable controlar la enfermedad desde muy temprana edad para que el daño no se haga más crónico y severo, así como mantener siempre una provisión adecuada de los medicamentos tanto en el hogar como en la escuela.

“Los padres deben asegurarse de empacar todos los medicamentos que su niño está utilizando y aquellos que, de acuerdo a las recomendaciones de su médico, pudiera necesitar en una situación de emergencia”, enfatizó la Dra. Adriana Benavides, médico pediatra.

Si el asma no se trata puede afectar la capacidad respiratoria y, si no se recibe tratamiento, podría llegar a limitar las actividades normales de una persona.

Pasos para un buen uso de los inhaladores

  • Agitar el inhalador por lo menos 10 veces.
  • Realizar espiración previa.
  • Colocar adecuadamente el inhalador en la boca.
  • Accionar el inhalador una vez.
  • Inhalar adecuadamente
  • "Sostener" la respiración por 10 segundos.  

El invierno y el asma

El asma puede tener otros detonantes entre los que destacan alérgenos como el moho, germen típico de zonas tropicales y húmedas, sobretodo en el invierno.

El moho es un microorganismo que puede crecer en muchos lugares del hogar y se propaga en espacios húmedos como baños, closets, gabinetes, bodegas y sótanos. Por eso la desinfección diaria de estos espacios es fundamental durante el invierno.

Además la especialista agregó que existen otros desencadenantes más infrecuentes pero importantes como los cambios drásticos de temperatura, el ejercicio fuerte, algunos alimentos alergénicos e incluso los estados de ánimo.

¿Qué podemos hacer en la temporada lluviosa?

Durante la época lluviosa por lo general se busca cerrar puertas y ventanas, provocando que el hogar se convierta en un espacio poco ventilado, oscuro, húmedo y por ende, en un ambiente ideal para la reproducción de virus, bacterias y hongos como el moho.

De acuerdo con Benavides, una forma de prevenir la aparición de moho, ácaros, hongos y otros alérgenospresentes en el polvo doméstico es ventilar diariamente los cuartos y otras áreas comunes del hogar, así como propiciar la buena iluminación de estas zonas durante el día, preferiblemente buscando que la luz del sol pueda penetrar.

Se recomienda una buena higiene personal y limpieza diaria del hogar, por lo que se recomienda un correcto lavado de manos haciendo uso de productos antibacteriales, así como  limpiar y desinfectar cada espacio del hogar con productos a base de etanol y que eliminen gérmenes como el moho y otros propios de la temporada lluviosa.

Recomendaciones adicionales:

  1. Limpiar y desinfectar paredes y sitios oscuros con productos que no posean aromas que pueden irritar las vías respiratorias y propiciar crisis asmáticas.
  2. Arreglar tuberías, grifos y techos que tengan fugas.
  3. Evitar tener plantas en el interior de la casa y sitios poco ventilados, ya que pueden retener moho en el abono de la tierra.
  4. Cambiar la ropa de cama al menos una vez por semana.
  5. Desempolvar, limpiar y desinfectar cortinas y alfombras constantemente. Eliminar estas últimas preferiblemente.
  6. Tener todas las vacunas y controles médicos rutinarios en niños asmáticos y alérgicos para evitar las crisis e infecciones en ellos.
  7. Limpiar constantemente objetos que acumulen polvo como peluches y libros.
  8. No llevar alimentos a los dormitorios.
comments powered by Disqus