Viernes 18 de Octubre

Ayudas Ergogénicas

Conozca para que sirven y cuáles son las mejores.

Por: Dra. Susan Láscarez, Nutricionista

La práctica de actividad física intensa y por largos períodos de tiempo puede conducir a una condición de fatiga crónica, comúnmente denominada sobre entrenamiento.  El sobre entrenamiento es una condición considerada "prepatológica", si no se trata y continúa, puede llegar a desarrollar una condición patológica definida. Entre sus principales manifestaciones destacan la disminución del rendimiento deportivo, de la aptitud y condición física y a través de condicionantes psicológicos adicionales, tendencias depresivas.

La prevención es la mejor estrategia para impedir la manifestación de la condición de fatiga. Como parte de ella, destaca la implementación de regímenes dietéticos adecuados, aumentando las reservas corporales de fuentes de energía (sobre todo glucógeno), o para asegurar una nutrición correcta con los aportes de vitaminas y minerales convenientes en el entrenamiento o la competición.

Las ayudas ergogénicas teóricamente permiten al individuo realizar más trabajo físico del que sería posible sin ellas, el término ergogénesis significa producción de energía, una ayuda ergogénica es toda aquella sustancia o fenómeno que mejora el rendimiento.

Los agentes ergogénicos y las sustancias que pueden tener acción antioxidante, ayudan a evitar el daño tisular y el proceso del envejecimiento. En el deporte, una ayuda ergogénica puede ser definida como una técnica o sustancia empleada con el propósito de mejorar la utilización de energía, incluyendo su producción, control y eficiencia. Son procedimientos que ayudan a potenciar alguna cualidad física, como la fuerza, la velocidad, la coordinación, ayudan a disminuir la ansiedad, el control del peso, la mejora de la actitud competitiva y la demora de la fatiga o aceleración de la recuperación del organismo.

Dentro de los objetivos de su uso se encuentran:

  • Realización de actividades prolongadas.
  • Acelerar procesos de recuperación.
  • Regulación hidroeléctrica y termorregulación.
  • Corrección de la masa corporal.
  • Orientar el desarrollo de la masa muscular.
  • Reducir el volumen del consumo diario durante la competición.
  • Orientación cualitativa del consumo precompetición.
  • Para situaciones de gran estrés.

Ayudas ergogénicas nutricionales

Sustancias que reponen el gasto producido por actividad: La reposición de agua y carbohidratos es el principal ejemplo para este tipo de sustancias.

La reposición de líquido durante y después del entrenamiento o competencia debe hacerse considerando aspectos como tasa de sudoración, temperatura, tiempo de desarrollo entre otras, y elegir también una buena combinación con electrolitos o fuentes de carbohidrato    

Concentrados de Carbohidratos: En respuesta a la dificultad de consumir a través de alimentos naturales los niveles de carbohidratos recomendados, se han desarrollado productos de fácil consumo y digestión para reponer de manera constante la fuente de energía.  Entre ellos se encuentran bebidas, geles, gomas, confites y barritas.

Concentrados de proteína: Son de uso común en la comunidad deportiva.  Las recomendaciones nutricionales para la población (RDA) de proteínas son de 0,8g/Kg de peso del individuo, sin embargo, en casos de desgaste físico pueden aumentar de 1.4 a 1.8 g/kg de peso. Se utilizan con el fin de mejorar el proceso de recuperación post ejercicio y aumentar la masa muscular.

Creatina: la creatina es una molécula similar a los aminoácidos que participa de manera directa en la producción de energía, mejora la velocidad y el rendimiento durante el ejercicio y mejora los tiempos de recuperación entre ejercicios. El cuerpo la produce a través de alimentos como las carnes y pescado pero el suplemento es una de las ayudas más utilizadas sobre todo en atletas de peso y fuerza muscular.

L-carnitina: está presente en las carnes y en menor cantidad en lácteos, se encarga de transportar los ácidos grasos dentro de la célula para que sean utilizados como fuente de energía.

Multivitamínicos: Al practicar actividad física de manera intensa o prolongada, aumentan los requerimientos de muchas vitaminas y minerales como calcio, hierro, magnesio y potasio, vitaminas C, E y B.  Una dieta balanceada y equilibrada es capaz de cubrir todos los requerimientos de estos micronutrientes, sin embargo, este tipo de suplementos son utilizados sobre todo en poblaciones sensibles como niños, mujeres y adultos mayores. No se ha comprobado que los suplementos generen efectos extraordinarios pues el exceso de vitaminas y minerales es excretado por el cuerpo.  Los antioxidantes se recomiendan debido a la producción de radicales libres ocurrida durante el ejercicio, entre ellos vitaminas E y C y  Omega 3.

comments powered by Disqus