Sábado 14 de Diciembre

Azúcar en la Dieta de los Niños

Aumenta riesgo de enfermedades crónicas

Por: Dra. Angie Ramírez, Nutricionista

Un nuevo estudio señala que hacer un recorte en el consumo de azúcar refinada de la dieta de los niños, disminuye la probabilidad de que sufran enfermedades crónicas. El estudio publicado por la revista Obesity reveló cambios significativos en tan solo 10 días, después de hacer modificaciones en la dieta de los niños.

A raíz de este estudio surge la pregunta ¿es el azúcar el causante de provocar enfermedades crónicas en los niños? La respuesta es simple: ¡No! Mientras la alimentación sea balanceada ningún alimento es perjudicial para la salud.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo no mayor al 10% de las calorías totales diarias provenientes de los azúcares simples. ¿Pero realmente se cumple esta recomendación?

Actualmente por falta de tiempo, se buscan en el mercado opciones que faciliten y agilicen nuestra ajetreada vida. Productos como refrescos azucarados, galletas rellenas, cereales de desayuno, entre otros, con alto contenido de azúcar son algunos de los alimentos que se ven dentro de la lonchera de los niños.

Para este estudio se analizaron 43 personas con edades entre los 9 y los 18 años de edad; cada uno tenía al menos un síntoma de síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo que incluye hipertensión, altos niveles de azúcar en la sangre, colesterol alto y exceso de grasa corporal alrededor de la cintura. Entre las personas estudiadas, se encontró que su consumo de azúcar era aproximadamente el 27% del requerimiento diario.

El estudio se llevó a cabo durante 10 días, en los cuales se modificaron los carbohidratos simples por hidratos de carbono complejos (panes, frutas, cereales y granos enteros). En lugar de yogurt endulzado, los niños consumieron pan integral y los pasteles fueron sustituidos por papas al horno. En lugar de pollo teriyaki comieron perros calientes o hamburguesas de pavo para el almuerzo. El resto del azúcar en su dieta fue aportado por fruta fresca.

El objetivo del estudio no era disminuir el consumo calórico, sino que la misma cantidad de calorías proviniera de alimentos saludables. Después de los 10 días, se vieron cambios importantes en la presión arterial diastólica, en la glicemia en ayunas, en la reducción de valores como triglicéridos y  colesterol.

Es importante abordar más en este tema y hacer conciencia del tipo de alimentación que llevan los niños hoy en día, con el fin de disminuir enfermedades crónicas que limiten su calidad de  vida.

comments powered by Disqus