Domingo 25 de Agosto

Bacterias Intestinales

Su relación con la salud mental.

Dra. Melissa Murillo Badilla

La evidencia científica indica que existe una fuerte relación entre el cerebro y el intestino sin embargo, la mayoría de estudios realizados hasta ahora, han sido con animales.

Los prebióticos son alimento para las bacterias buenas (probióticos) del sistema gastrointestinal, los cuales han sido diseñados para impulsar su función y que se multipliquen. Una reciente investigación liderada por neurobiólogos de la Universidad de Oxford, encontró que la suplementación de prebióticos, podría tener un efecto anti ansiedad, a medida que modifica la forma en las que las personas procesan la información emocional.

Para comprobar la eficacia de los prebióticos en la reducción de la ansiedad, 45 adultos sanos entre les edades de 18 y 45 tomaron un prebiótico o un placebo por tres semanas. Posteriormente, los investigadores evaluaron información emocional a través de distintas pruebas.

Los resultados de una de las pruebas, reveló que los sujetos que habían tomado el prebiótico, prestaron menor atención a la información negativa y más a la información positiva, en comparación con el grupo placebo, sugiriendo que el grupo con prebióticos tuvo menos ansiedad cuando se confrontó con estimulación negativa. Este efecto es similar al que se ha observado entre los individuos que han tomado antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad.

Los investigadores también encontraron que los sujetos que tomaron prebióticos, reportaron menores niveles de cortisol en su saliva, una hormona del estrés que ha sido relacionada con ansiedad y depresión. Esto resulta interesante, porque muchas personas que nunca habían tenido síntomas de depresión o ansiedad, los empezaron a presentar hasta que tuvieron problemas intestinales.

Este podría ser el inicio de una terapia alternativa o de acompañamiento a los medicamentos.

comments powered by Disqus