Lunes 23 de Septiembre

Bebés Bilingües

¿Quiere que su hijo hable un segundo idioma?

Por: MSc. Carolina MacCourtney, Máster en Educación y Estimulación Temprana

Hoy en día los niños y niñas de nuestra sociedad están expuestos al menos a una segunda lengua. El mundo está cambiando y la globalización nos insta a aprender varios idiomas para hacer frente a las exigencias de la actualidad. Del segundo al tercer año de edad, se da un desarrollo importante en el lenguaje. Generalmente, el vocabulario aumenta de trescientas palabras a mil palabras. Como profesional en el campo de la educación temprana, he aprendido a través de los años que es durante este período crítico que la exposición a estímulos constantes en el desarrollo del lenguaje es necesaria.

Los estudios de la adquisición de una segunda lengua apuntan que en edad temprana es más fácil y más efectiva la adquisición de una segunda lengua. Dichos estudios reportan que conforme aumenta la edad, disminuye la facilidad para adquirir el segundo idioma. Del mismo modo, se afirma que hay una mayor habilidad lingüística cuando se adquiere el lenguaje en edad temprana.

La exposición oral a un segundo idioma en los primeros años de vida trae consigo consecuencias positivas. Los resultados de varios estudios revelan que entre más temprano se aprenda el segundo idioma, mayor es la densidad de la materia gris en el cerebro. Reitera que es mejor adquirir una segunda lengua temprano porque el cerebro es más capaz de acomodar la nueva información recibida y afirma que esta habilidad cerebral disminuye con el tiempo.

Estimulando el lenguaje, en forma natural, por medio del diálogo y el juego, el cerebro puede aprender. El niño(a) es constructor activo de su conocimiento y por medio del juego construye conceptos lingüísticos que lo hacen más competente en el lenguaje. Los niños(as) necesitan estar expuestos desde temprano a modelos positivos y adecuados que les brinden las herramientas necesarias para adquirir conocimiento en esa segunda lengua. Sin embargo, es importante recalcar que a pesar de que los niños(as) sí están cognitivamente preparados para absorber un segundo idioma, deben estar siendo estimulados correctamente. Cuando los niños(as) reciben estimulación apropiada, su cerebro construye neurocircuitos adicionales haciéndolo más funcional y provechoso. La estimulación debe darse en ambientes adecuados e impartido por personal calificado que conoce cómo y de que manera se deben aplicar los estímulos.

Podemos decir que hoy en día, en nuestro entorno global, un segundo idioma es una gran ventaja. Se ha encontrado que si los niños y niñas son estimulados en un ambiente bilingüe los primeros años de vida, ellos absorberán el idioma con facilidad. Es por esto que es importante explotar al máximo las capacidad de aprendizaje que se tiene en esta etapa. En la actualidad se puede encontrar una gran oferta de kinders o jardines infantiles bilingües y clases de idiomas para niños(as) pequeños. Aproveche, es una gran oportunidad para que sus hijos(as) aprendan un segundo idioma.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus