Lunes 17 de Junio

Beneficios del Pilates en Atletas

¿Por qué los corredores mejoran su técnica cuando practican Pilates?

Por: Diana Bolaños, Instructora de Pilates

Lesiones, contracturas, poca flexibilidad, fatiga, dolor en las articulaciones… ¿te suena familiar? Todos estos son parte de los principales problemas que enfrentan los corredores y que en la mayoría de los casos se pueden prevenir o mejorar practicando Pilates.

Incremento en velocidad, agilidad, fuerza, coordinación, balance y flexibilidad son algunas de las razones por las cuales los atletas buscan Pilates. 

Pilates es fuerza, estiramiento y control. Fortaleciendo la espalda, abdominales y glúteos, lo que llamamos “Powerhouse” en Pilates, creamos un centro del cuerpo más resistente a desgastes en carreras largas y a una mayor eficiencia o desempeño en carreras cortas ya que estos son músculos subutilizados en la mayoría de los corredores.  En todos los ejercicios se fortalecen los músculos estabilizadores de la columna y de la pelvis, mejorando la postura y descompresionando y evitando dolores en estas zonas.  Un corredor con mala postura probablemente sufrirá dolores de espalda o lesiones graves de un lado del cuerpo, o en las articulaciones que lleven más tensión.  Esto sumado al impacto continuo por el tiempo de entrenamiento se vuelve un factor en contra para quien busca seguir corriendo por muchos más tiempo.  Trabajando la postura correcta en Pilates se ayuda al corredor a balancear los músculos de ambos lados del cuerpo y a quitarle tensión al cuello, espalda y hombros.  Además con una buena postura al correr, se crea más estabilidad y balance lo cual desencadena en una técnica más eficiente.

La parte del estiramiento es de gran importancia para los corredores ya que con el movimiento repetitivo los músculos tienden a contracturarse y pierden elasticidad, mientras que las articulaciones pierden flexibilidad.  Esto impide un mejor desempeño de los músculos y puede llevar fácilmente a lesiones.  Los ejercicios que se practican en Pilates estiran todos los músculos del cuerpo, y para los corredores esto es de gran importancia principalmente para la columna, piernas y caderas.  Asimismo las articulaciones mejoran la flexibilidad, siempre dentro de un rango de movimiento seguro para la persona. Esto se traducirá en velocidad y agilidad para el deportista ya que podrá estirar más las piernas y dar zancadas más largas.

La combinación de fortalecimiento con estiramiento en los grupos musculares de las articulaciones que se ven involucradas a la hora de correr ofrece un beneficio potenciador ya que brinda estabilidad pero a la vez movilidad cuando es necesaria.

La concentración, que es uno de los principios en Pilates, ayuda a prevenir lesiones.  En Pilates trabajamos mucho con la propiocepción alineando las articulaciones del tren inferior: cadera, rodillas y pies.  Muchas de las lesiones se originan por desalineamiento de estas articulaciones ya que el impacto y movimiento repetitivo causa estrés en ellas y eventualmente inflamación y dolor (comunes tendinitis o bursitis).  Cuando la persona aprende a concentrarse y controlar su cuerpo utilizando los músculos adecuados, se alinea y previene las lesiones que tan comúnmente se presentan y dejan a los atletas en reposo.

También en Pilates se trabaja con la respiración,  aumentando la capacidad pulmonar de la persona para mejorar su resistencia, la cual es uno de los más grandes objetivos de los corredores.

Sin embargo Pilates no solo es preventivo para corredores, sino que también ayuda a quienes se han lesionado a recuperarse con mayor rapidez.  Ejercicios que ayudan a estabilizar, fortalecer y dar movilidad a diferentes articulaciones del cuerpo, siempre conscientes de las otras partes del cuerpo que no están lesionadas, se incorporan en las rutinas de entrenamiento de Pilates para recobrar el mejor funcionamiento y desempeño del área que se está tratando.

comments powered by Disqus