Miércoles 17 de Julio

Cáncer de Estómago

Causa cerca de un millón de muertes anualmente.

Por: ContigoSalud

El cáncer de estómago o cáncer gástrico es el tipo de crecimiento celular canceroso que se desarrolla en el tubo digestivo, causa cerca de un millón de muertes anualmente y es más común que se presente en hombres mayores de 40 años aunque afecta principalmente a las personas de edad avanzada.

Al momento del diagnóstico, la edad promedio de las personas es de 70 años. Casi dos tercios de las personas diagnosticadas con cáncer de estómago tienen 65 años o más. El cáncer de estómago es mucho más común en países menos desarrollados y es una causa principal de muerte por cáncer en el mundo.

Existen varios tipos de cáncer gástrico pero el más común es el adenocarcinoma el cuál se produce en la capa más interna del estómago conocida como mucosa.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo no lo indican todo, presentar uno o incluso varios factores de riesgo no significa que dicha persona tendrá la enfermedad. Muchas personas que adquieren la enfermedad pueden tener pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos.

Algunos científicos han encontrado que estos factores de riesgo hacen que una persona sea más propensa a padecer cáncer de estómago. Algunos de estos factores de riesgo se pueden controlar, pero otros no.

  • Sexo: Es más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Edad: La mayoría de personas diagnosticadas con este tipo de cáncer se encuentran entre los 60 y 89 años de edad.
  • Origen étnico: Es más común entre personas de origen hispano, de raza negra y en asiáticos.
  • Infección con Helicobacter pylori: Las infecciones con la bacteria Helicobacter pylori  parecen ser la causa principal de cáncer de estómago. La infección por mucho tiempo del estómago con este germen puede conducir a inflamación (gastritis atrófica crónica) y cambios precancerosos del revestimiento interno del estómago. Aun así, la mayoría de la gente que es portadora de este germen en el estómago nunca desarrolla cáncer.
  • Linfoma del estómago: Las personas que han padecido cierto tipo de linfoma de estómago conocido como linfoma de tejido linfático asociado con la mucosa (MALT) tienen un riesgo aumentado de padecer adenocarcinoma del estómago.
  • Alimentación: Un riesgo aumentado de cáncer de estómago se ha visto en personas que llevan una alimentación que contiene grandes cantidades de alimentos ahumados, pescado y carne salada y vegetales conservados en vinagre. Los nitritos y nitratos son sustancias que se encuentran comúnmente en las carnes curadas y embutidos.
  • Fumado: El hábito de fumar aumenta el riesgo de cáncer de estómago. La tasa de cáncer de estómago es alrededor del doble para los fumadores.
  • Sobrepeso: Se considera una posible causa de cáncer gástrico en áreas superiores del órgano.
  • Antecedentes familiares de cáncer de estómago: Las personas con familiares de primer grado (padres, hermanos e hijos) que han tenido cáncer de estómago tienen mayores probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Signos y síntomas del cáncer de estómago

Lamentablemente, el cáncer de estómago en etapa inicial pocas veces causa síntomas, razón por la cual es tan difícil de detectar tempranamente. Los signos y síntomas pueden incluir:

  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso (sin tratar de bajar de peso).
  • Dolor abdominal.
  • Malestar impreciso en el abdomen, justo encima del ombligo.
  • Sensación de llenura en el abdomen superior después de comer una comida pequeña.
  • Acidez (agruras) o indigestión.
  • Náuseas.
  • Vómitos, con o sin sangre.
  • Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen.

Los tratamientos principales para el cáncer de estómago son:

  • Cirugía.
  • Quimioterapia.
  • Terapia dirigida.
  • Radioterapia.

Generalmente el mejor enfoque usa dos o más de estos métodos de tratamiento y su escogencia va a depender de las características del paciente y el estadío en el que se encuentre.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda mantener un peso saludable durante el transcurso de la vida al balancear el consumo calórico con la actividad física. Aparte de los posibles efectos sobre el riesgo del cáncer de estómago, bajar de peso y estar activo puede además tener un efecto sobre el riesgo de otros tipos de cáncer y problemas de salud.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus