Lunes 18 de Noviembre

Cierre la Entrada al Dolor de Cabeza

Existen 6 recomendaciones para evitar o controlar la cefalea.

Por: Natalia Chavarría

En la actualidad, no es posible desestimar la relevancia que tiene el dolor de cabeza en la disminución del bienestar personal. Se sabe que entre los diferentes tipos de este mal, un 70% de ellos son episódicos y se deben a situaciones de tensión mental, psicológica o muscular.

Los dolores de cabeza, también llamados cefaleas, parecen iniciar en la adolescencia y se dice que afectan más a mujeres que a hombres en una relación de tres a dos.

Pese a ser un mal ordinario, el desconocimiento alrededor del dolor de cabeza es amplio ya que el común de las personas lo consideran una enfermedad poco grave por su carácter episódico, porque no se contagia y porque por lo común no pasa de ser un malestar temporal. Sin embargo, siempre es bueno tener a mano algunos consejos que nos pueden ayudar a evitarlas, o al menos a conocer, cuáles pueden ser sus orígenes.

1. Hábitos irregulares de alimentación y sueño:

Saltarse comidas o comer glotonamente, dormir mal, no dormir o dormir demasiado; todos estos malos hábitos pueden cobrarle a la salud con dolores de cabeza. Lo mejor para evitar este malestar es hacer de tres a cinco comidas diarias balanceadas y procurar un sueño reparador y sin disturbios.

2. Forzar la vista o sobreexponerla a la luz:

Maltratar los ojos, especialmente en periodos prolongados, es causa frecuente de dolor de cabeza, por esta razón si padece cefaleas podría estar requiriendo anteojos o lentes, o si los posee, podría requerir una nueva graduación de aumento. Otra de las causas normales de dolor de cabeza es la sobreexposición a la luz o a resplandores fuertes, incluso exponerse a la intensidad del brillo de la computadora por largas horas podría afectarle.

3. Exposición a la tensión:

El signo de la época parece ser el estrés y este suele ser causante normal de dolores de cabeza; para evitarlo, en condiciones de presión, nerviosismo o ansiedad, no pierda de vista la necesidad de respirar profundo, relajarse y de ser posible hacer una caminata corta.

De la misma manera, la mala postura y la tensión muscular sobre cuello y espalda podrían afectar el flujo de la sangre hacia la cabeza, por eso, cuídese de mantener una postura adecuada. Se recomienda también la realización de ejercicios de relajación y levantarse del asiento cada cierto tiempo si pasa mucho rato sentado.

4. Ruidos que afectan:

La exposición a ruidos fuertes y repetitivos es una puerta abierta al dolor de cabeza, por eso intente alejarse de ellos o evitarlos. Incluso niveles bajos de ruido continuo pueden afectarle. Usar tapones industriales, o escuchar música suave con audífonos, son dos alternativas que podrían ayudarle.

5. Atención a los alimentos:

Algunos productos como el maní, el queso, el vino tinto, y el chocolate podrían ser causantes de dolor de cabeza, si padece episodios sin saber exactamente qué se los causó podría tener que revisar qué alimentos consumió. Por otra parte, alimentos cargados de preservantes o incluso el glutamato monosódico, conocido como ajinomoto, son componentes asociados con el padecimiento de cefaleas.

6. Ejercicio con moderación:

Ni el abuso, ni la inactividad. La realización de ejercicio físico debe ser moderado o bien, paulatino. Si se sobre exige podría padecer dolor de cabeza debido a la inflamación de vasos sanguíneos de la cabeza, el cuello y el cuero cabelludo. Por el contrario, cuando se lleva una vida en exceso sedentaria el cuerpo comienza a pagar la factura y el dolor de cabeza es uno de los efectos. Por tanto, tenga actividad física regular y equilibrada para garantizar bienestar general.

Otras recomendaciones prácticas

Para disminuir el dolor de cabeza puede ser efectivo colocar compresas tibias o calientes sobre la frente o en la parte posterior del cuello, dependiendo de la zona donde se localice la tensión de la cefalea, esto permitirá abrir los vasos capilares y mejorar la irrigación de la sangre.

Cuando se padece un dolor muy intenso, se sufren cambios en la visión, los episodios duran más de 24 horas y se repiten de dos a tres veces a la semana, se recomienda asistir a una consulta profesional.

comments powered by Disqus