Jueves 21 de Agosto

¿Cómo se Trata el Síndrome de Cintilla Iliotibial?

Una de las lesiones mas comunes en corredores!

Por: Adi Lebendiker, Fisioterapeuta

El Síndrome de Cintilla Iliotibial (CIT) puede ser una de las lesiones mas debilitantes para un corredor; esta lesión puede llegar a ser tan dolorosa que imposibilite el trabajo de entrenamiento del atleta.

Primeramente, recordar que la Cintilla Iliotibial (CIT) es una banda tensa que se origina en la cadera, desde el músculo “Tensor de la Fascia Lata” y se inserta en el condilo externo del fémur (parte externa de la rodilla).

La CIT participa en el movimiento de la rodilla de flexión y extensión, especialmente entre los 30 y 60 grados de movimiento de la rodilla. Este movimiento se repite constantemente a la hora del trote, por eso está listada entre las lesiones mas comunes de los corredores.

Posibles causas del Síndrome de CIT

Entre las causas más comunes están:

  • Correr sobre superficies muy duras (asfalto) o demasiado blandas (barro, arena suave)
  • Cambios bruscos en el entrenamiento
  • Cambios repentinos en el calzado para entrenar
  • Correr largas distancias sobre terreno muy irregular (como en carrera de montaña)
  • Correr en fuertes pendientes (especialmente cuesta abajo)


Signos que aparecen

  • Dolor muy localizado en la parte externa de la rodilla que puede irradiarse hacia todo el borde externo de la pierna e incluso hasta la cadera
  • Sensación de “clic” característico que acompaña la sensación de roce doloroso en la zancada

El CIT se puede clasificar como leve, moderado o grave, dependiendo de la intensidad y la duración de los síntomas.  Los atletas que sufren de dolor hacia el final de su actividad y todavía son capaces de seguir corriendo, se clasifican como síndrome leve de la banda iliotibial. Cuando el atleta comienza a sentir dolor durante las actividades que soportan peso, como caminar o subir escaleras, se clasifica como síndrome de la banda iliotibial moderada.
La condición se clasifica como grave cuando el dolor limita la corrida y llega a ser constante a lo largo de todas las actividades durante el día.

Tratamiento y Recomendaciones

Debido a que el Síndrome de Cintilla Iliotibial es una lesión de uso repetitivo, lo primero que el atleta tiene que hacer es descansar la rodilla. El descanso permitirá la eliminación de la inflamación y la hinchazón en la rodilla.

Coloque diariamente compresas frías en la zona de inserción (cara externa de la rodilla) e incluso en todo el recorrido de la CIT, de 10 a 15 minutos.

Se recomienda que usted haga los siguientes ejercicios de estiramiento:

Es importante mantener los estiramientos por lo menos durante 45 a 60 segundos cada uno y realizarlos una o dos veces al día.

1. Cruce la pierna lesionada detrás de la otra pierna, llevándola tan lejos como pueda. Empuje las caderas hacia el lado de la pierna que se estira hasta que sienta un estiramiento en la parte externa del muslo/cadera. Mantenga la espalda recta.

2. Coloque la pierna lesionada cerca de una banca y llévela detrás de la otra pierna. Lentamente baje el peso del cuerpo con la pierna “buena” y las manos hasta que sienta un estiramiento en la parte externa del muslo / cadera.

3. Coloque un rodillo de espuma debajo de la parte externa del muslo. Usando los brazos, mueva lentamente el cuerpo hacia arriba y hacia abajo, como un masaje.

4. Baje las cargas del entrenamiento y aumente los días de descanso. Intente correr sobre césped para amortiguar el golpe de las articulaciones involucradas.

5. Si el dolor es persistente consultar al especialista para el diagnostico acertado de la lesión (Ortopedista y Fisioterapeuta) e iniciar el tratamiento lo antes posible.

En la consulta de Fisioterapia

Como parte del tratamiento fisioterapéutico se trabaja con equipo de Electrotrapia y ultrasonido terapéutico; técnicas de estiramiento y manipulación de cadera, masaje profundo de toda la cara externa del muslo y el uso de vendaje neuromuscular (tipo Kinesio-Taping)

Fase de reincorporación al trote

La mayoría de las veces, esta lesión está asociada con debilidad de los músculos de la cadera, específicamente con el glúteo medio y la cadena externa de la pierna. En fases progresivas del tratamiento, cuando la inflamación ha disminuido, se empieza el trabajo de fortalecimiento generalizado de toda la musculatura de la pierna y cadera.

Algunos ejercicios para fortalecer estas áreas son: sentadillas cortas, desplantes, ejercicios con ligas para glúteos. Es importante siempre hacer un tratamiento guiado con un especialista para evitar recaer en la lesión.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus