Viernes 18 de Octubre

Compra y Usos del Tomate

Por: Erick Zumbado, Chef

A la hora de comprar los alimentos hay detalles muy importantes que no se pueden dejar pasar como la selección de frutas y vegetales frescos. Muchas personas tienen la costumbre de incluir en el carrito del supermercado las frutas y vegetales que están en la superficie y no toman características importantes como la firmeza, textura, color y estado de maduración.  Para que un producto sea de buena calidad debe tener una textura firme y uniforme, no debe tener partes golpeadas ni magulladas,  y cuando se palpa debe estar en un punto intermedio, ni muy duro ni muy suave.

En este artículo vamos a hablar específicamente del tomate. El nombre científico del tomate es solanum licopersicum y es un fruto procedente de America, luego llevado a Europa por los colonos. Hoy en día es uno de los productos más utilizados y consumidos por los europeos y se  encuentra en tres variedades: el criollo, pera (saladet) y el cherry, siendo el criollo el más popular.  

Selección del tomate

A la hora de elegir los tomates usted debe buscar que tengan una piel lisa y suave al tacto; que no tenga partes suaves ni manchas, ya que éstas indican que el tomate puede estar deteriorado. Preferiblemente se deben comprar los tomates semiduros, ya que estos frutos siguen madurando (respirando) durante el almacenamiento. Los mejores tomates son lo que son redondos y se sienten pesados.

Si los tomates se van a consumir crudos debe lavarlos adecuadamente para eliminar cualquier agroquímico o contaminación externa. No requieren condiciones especiales de conservación, aunque pueden refrigerarse. Los tomates enteros se pueden almacenar en la refrigeradora de 6 a 8 días; el zumo natural o los tomates triturados se conservan por un máximo de dos días. Un dato interesante es que su piel y su acidez permiten que no haya pérdidas significativas de vitaminas. La cáscara y las semillas del tomate tienden a ser un poco más ácidas, así que si tiene problemas gastrointestinales mejor eliminarlas.  

Congelar los tomates

Si usted tiene tomates que se están madurando y se van a poner malos, los puede congelar para utilizarlos en preparaciones cocidas posteriormente. Lave y seque los tomates con papel toalla. Guárdelos en una bolsa plástica y congélelos hasta por un mes.

Utilizar tomates frescos es mucho mejor que los enlatados, ya que contienen menos sodio.

Preparaciones a base de tomate

Usted puede utilizar el tomate en variedad de preparaciones, entre ellas:

  • guisos
  • estofados
  • salsas
  • pastas
  • ensaladas
  • sopas
  • salteado
  • a la parilla
  • con huevos

Tomates enlatados

Hoy en día podemos encontrar variedad de estilos de tomates enlatados: en trozos, pasatta, puré, pasta de tomate, salsa para pasta o pizza, jugo, entre otros. Las latas cerradas pueden permanecer hasta por 6 meses en la alacena. Una vez que abre la lata, debe consumirla en los próximos 6 días. Si usted desea puede congelarla para que dure más.

Valor nutricional del tomate

El tomate es un alimento muy bajo en calorías y permitido en la mayoría de las dietas. Un tomate grande tiene aproximadamente 33 calorías, 0.4 gramos de grasa y 2.2 gramos de fibra dietética. Es rico en licopeno, un antioxidante potente que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, entre otros. El tomate es fuente de vitamina C y vitamina A.

La ventaja del tomate es que es un producto que se encuentra disponible todo el año y con un precio muy estable en el mercado.

comments powered by Disqus