Sábado 14 de Diciembre

Consumo de cerveza

Evitaría enfermedades cardiovasculares

Julio, 2016.

La revista “Nutrición, metabolismo y enfermedades cardiovasculares” revela los resultados del estudio “Efectos del consumo moderado de cerveza en la salud y la enfermedad: un documento de consenso” avalado por diferentes entes científicos como lo son el Instituto Neurológico Mediterráneo (Neuromed), el Hospital Saint Paul Barcelona, universidades de Italia y otras instituciones científicas del mediterráneo.

Luego de una amplia investigación, el estudio detalla que consumir cerveza (hasta 1 al día para mujeres y máximo 2 al día para hombres mayores de edad y sanos), siempre y cuando no sea un consumo nocivo, puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares; efecto similar al del vino.

Según el Dr. Leonardo Flores, médico especialista en medicina del trabajo, “los adultos sanos que deciden tomar cerveza pueden obtener beneficios para la salud si lo hacen de forma moderada y como parte de un estilo de vida saludable, pero por el contrario, los excesos y el consumo nocivo puede tener consecuencias negativas tanto a nivel físico como social”.

El estudio reporta evidencia de que no hay daño relacionado entre las condiciones crónicas y el consumo moderado de cerveza, además de que existe la posibilidad de disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En cuanto a consumo inteligente de alcohol, las cinco recomendaciones no se plantean como prohibiciones, sino como buenas prácticas entre adultos sanos que deciden consumir bebidas alcohólicas de forma inteligente.

  • Si va a tomar es mejor con comida: se aconseja a las personas combinar las bebidas con la ingesta de alimentos. Con el estómago lleno, el alcohol se absorbe más lentamente.
  • Si va a tomar es mejor hacerlo lentamente: la velocidad influye casi tanto como la cantidad, cuanto más despacio se consuma alcohol, más lenta es su entrada en el torrente sanguíneo.
  • Si va a tomar, mejor alternar con agua: esta técnica le podría ayudar a controlar cuánto alcohol consume, además podría prevenir la deshidratación. El Centro de Prevención del Abuso de Alcohol de Virginia Tech recomienda que antes de iniciar una ronda de bebidas se consuman 700 ml de agua, y posteriormente, alternar 170 ml de agua por cada bebida alcohólica.
  • Si va a tomar, mejor sin acumular: es mejor sacar las cuentas y no abusar, con moderación y en pleno uso de las capacidades es como se debería disfrutar. Las mujeres no deberían consumir el equivalente a más de tres tragos y los hombres no más de cuatro tragos por ocasión.
  • Si va a tomar, es mejor respetar: es una regla simple, respetar la esfera privada de los no tomadores siempre es de mejor gusto que insistir en que consuman alcohol.

Estas recomendaciones aplican solo para los adultos sanos que deciden tomar alcohol. Por lo contrario se recomienda el cero consumo de alcohol en poblaciones como menores de edad, mujeres embarazadas o en estado de lactancia, personas que van a conducir un vehículo o maquinaria pesada, que están tomando un medicamento que puede ser alterado por el consumo de alcohol y personas que tienen algún problema relacionado con el alcohol, entre otros.   

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus