Lunes 14 de Octubre

Cuidemos Nuestros Dientes

Por: Dr. Alberto Tabash, Especialista en Endodoncia

Si usted cree que cuando tiene un fuerte dolor de muela es menos costoso y más fácil que le extraigan la muela, piénselo mejor. La verdad es que, tanto desde el punto de vista médico como económico, conservar su dentadura natural es casi siempre la mejor opción.

¿Cuál es la razón? Aún la odontología no ha podido crear un implante o puente que funcione igual de bien que un diente natural. Los dientes artificiales pueden dificultar que usted coma ciertos alimentos, entre los cuales se incluyen las frutas y vegetales que son necesarios para llevar una dieta saludable.

Además, el costo total para extraer un diente muchas veces excede el costo para tratar y conservar su dentadura natural. Aunque la extracción de un diente sólo puede tomar unos minutos, el diente tiene que ser reemplazado para evitar que los dientes se muevan y que en un futuro se enfermen sus encías. La colocación de un implante o puente requiere de un tratamiento que toma mucho tiempo, es costoso y puede resultar en procedimientos adicionales para los dientes adyacentes y los tejidos que los soportan.

Tanto por razones de salud como cosméticas, conservar su dentadura natural debe ser su primera alternativa. En la mayoría de los casos se puede salvar un diente dañado por medio de tratamientos de los conductos radiculares (tratamiento de endodoncia). Aunque muchos se estremecen con sólo oír la frase tratamiento de conductos radiculares, los endodoncistas, dentistas especializados en tratamiento de conductos, han logrado llegar a que el procedimiento sea virtualmente sin dolor.

El Dr. John S. Olmsted, presidente de la Asociación de Endodoncistas Americana nos indica que: "Los endodoncistas han sido especialmente entrenados para mitigar el miedo que sienten pacientes y para ayudarlos a que no sientan dolor antes, durante y después de un procedimiento".

Procedimiento para extraer un diente

Durante el tratamiento de conductos, el endodoncista remueve la pulpa inflamada o infectada (tejido blando dentro del diente), cuidadosamente limpia el interior del canal (un canal dentro de la raíz), rellena y sella el espacio. La mayoría de los procedimientos toman menos de una hora. Posteriormente regresa a su dentista quien coloca una corona o alguna otra restauración en el diente. Finalmente el diente funciona igual a sus otros dientes. Aún mejor, el diente que ha recibido tratamiento de conductos le puede durar toda la vida.

Si su dentista le recomienda la extracción de un diente, pregúntele si el tratamiento de conductos es una opción, y si no lo es, ¿porqué no? No se contenga de pedir una referencia a un endodoncista para una segunda opinión. Si su dentista le recomienda un tratamiento de conductos, discuta con él o ella la posibilidad de que un endodoncista lleve acabo el procedimiento. Aunque por lo general los dentistas semanalmente llevan a cabo dos procedimientos de tratamiento de conductos, los endodoncistas llevan a cabo veinticinco y están en la mejor situación para conservar su dentadura natural.

Usted puede mantener su dentadura en la mejor condición con una dieta saludable regularmente cepillando sus dientes y usando hilo dental. Si esto no es suficiente, su dentista o endodoncista puede proveerle un tratamiento para que usted pueda conservar su dentadura natural, permitiéndole masticar cómodamente y continuar disfrutando de sus alimentos preferidos.

comments powered by Disqus