Jueves 2 de Abril

D-MER: Reflejo Disfórico de Eyección de Leche

D-MER es muy distinto a la depresión post parto y al desorden de ansiedad.

Dra. Melissa Murillo, Nutricionista

D-MER, reflejo de eyección de la leche disfórico, es una disforia abrupta o sentimientos negativos, que pueden sufrir las madres lactantes. Una mujer lactante que tiene D-MER experimenta una breve disforia justo antes del reflejo de eyección de la leche.

La lactancia materna, es un proceso biológico importante y necesario para el crecimiento y desarrollo del niño, pues se adapta a sus necesidades nutricionales, metabólicas e inmunológicas. Pero además, tiene efectos protectores en la salud presente y futura de la madre.

Sin embargo, se han identificados madres que manifiestan insatisfacción, ansiedad, agitación o inquietud, cuando dan de mamar. Muchas de ellas no lo exteriorizan por tener miedo a ser juzgadas o porque se sienten malas madres. Pero, su estado tiene una explicación.

La prolactina es la hormona encargada de la producción de leche, pero cuando ésta aumenta, los niveles de dopamina deben bajar. La dopamina es un neurotransmisor relacionado con el sueño, el humor y el aprendizaje. Normalmente, la caída de dopamina sucede correctamente cuando se libera la leche, esto sin que la madre se dé cuenta. Pero, en mujeres con D-MER, la caída de dopamina no se da correctamente, ocasionando una reacción emocional negativa que dura hasta que los valores de dopamina se estabilizan.

D-MER es muy distinto a la depresión post parto y al desorden de ansiedad. Ésta ocurre segundos antes del reflejo de eyección de leche o en los primeros minutos de la lactancia. Los síntomas de la D-MER pueden disminuir en los tres primeros meses post parto o pueden continuar durante todo el período de lactancia.

Es importante que la madre exprese estos sentimientos para poder ayudarla. Pueden utilizarse tratamientos naturales, control del estrés, disminución de cafeína en la dieta y asegurarse de un adecuado consumo de líquidos. Inclusive, los médicos podrían recetar algún medicamento para ayudarla.

Recomendaciones Nutricionales:

  • Consumir alimentos con tirosina y fenilalanina, a partir de los cuales se forma la dopamina: huevos, pavo, pollo, queso cottage, leche, yogurt descremado, granola, avena, germen de trigo, pescado, maní, chocolate amargo, almendras, aguacate, banano, semillas de ajonjolí y frijoles.
  • Suplementarían con omega-3: puede aumentar la dopamina hasta un 75%. Se recomiendan 250 mg/día.
  • Disminuir cafeína de la dieta.

Tratamientos alternativos como acupuntura, terapia musical e hipnosis, parecen favorecer el trastorno.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus