Lunes 17 de Junio

Diabetes Gestacional

¿Cómo debe ser mi alimentación?

Por: Dra. Andrea Rojas, Nutricionista

La diabetes gestacional es una condición que se presenta en algunas mujeres durante su embarazo, se caracteriza por altos niveles de glicemia o azúcar en sangre. Se presenta en la segunda mitad del embarazo y suele desaparecer al finalizar el mismo.

Usualmente no presenta síntomas o si se dan son muy leves, como aumento de sed, fatiga, visión borrosa, aumento de apetito, frecuencia en la micción (orina). Afecta alrededor del 4% de todas las mujeres embarazadas.

Hay factores de riesgo asociados a esta situación, dentro de los cuales cabe mencionar:

  • Edad mayor de 30 años
  • Tenga sobrepeso u obesidad (IMC mayor a 25; Normal 18.5 y 24.9)
  • Haya aumentando mucho de peso durante el embarazo
  • Presencia de historial de diabetes en la familia

Es fundamental que toda mujer en estado de gestación lleve un adecuado control médico, para diagnosticar a tiempo este mal, pues si no se trata adecuadamente afectará no solo a la madre, sino también al niño(a). Estas complicaciones se pueden dar durante el parto ya que estos bebés usualmente son de gran tamaño, puede haber nacimientos sin vida, el niño puede desarrollar diabetes a lo largo de su vida, y la madre puede desarrollar diabetes gestacional en otros embarazos.
 

¿Cómo debe ser la alimentación?

  • Toda paciente con diabetes gestacional debe tener una dieta individualizada realizada por una nutricionista, quien le hará un plan de alimentación acorde a su situación.
  • La alimentación debe ser variada, balanceada y completa.
  • Debe haber un control de calorías diarias, principalmente si presenta sobrepeso u obesidad.
  • Es fundamental hacer seis tiempos de comida al día: desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena y colación nocturna. Deben de realizarse dentro de un horario, para mantener adecuados niveles de glicemia durante todo el día.
     

Componentes claves de la dieta

  • Evitar los carbohidratos de absorción rápida (harinas refinadas), tales como el azúcar, chocolates, dulces, postres, helados, repostería, bollería, mieles, refrescos azucarados, etc. Deben de evitarse para que no se dé una hiperglicemia (aumento de azúcar en sangre). 
  • Preferir los carbohidratos de absorción lenta (carbohidratos complejos), tales como pasta, pan y arroz integral, leguminosas, cereales de desayuno altos en fibra, cebada, avena, maíz, plátano, elote, camote.
  • Consuma diariamente todos los grupos de alimentos con moderación: lácteos descremados, vegetales, frutas, harinas, proteínas y grasas.
  • Cuide el consumo de hierro, calcio y acido fólico para evitar malformaciones o secuelas en el bebé por deficiencia de estos nutrientes.
  • Consuma suficiente líquido; entre  8 a 10 vasos al día. Puede optar por agua, bebidas sin azúcar y sin calorías, té, soda con limón, entre otros.
  • Evite el consumo de azúcar (utilice sustitutos de azúcar o edulcorantes).
  • Restrinja el consumo de sal y de alimentos altos en ella, tales como los embutidos, quesos maduros, enlatados, sopas de paquete, salsas y condimentos.
  • Elija lácteos descremados (leche 0% grasa, quesos blancos y tiernos, yogurt light, helados sin grasa y sin azúcar).
  • Prefiera grasas de origen vegetal saludables para el corazón como: aceites vegetales, aguacate, semillas mixtas, mayonesa, margarina libre de grasas trans.
  • Disminuya el consumo de grasas de origen animal tales como: mantequilla, natilla, embutidos, crema dulce, paté, piel del pollo, carnes grasas, quesos altos en grasa.
  • Elija cortes de carne bajos en grasa (pechuga de pollo sin piel, pavo, pescado, huevo, lomito de cerdo, carne roja magra, embutidos 98% libres de grasa).
  • Seleccione vegetales de diferentes colores, con el fin de incluir variedad de nutrientes en la alimentación.
  • Lea cuidadosamente las etiquetas nutricionales y evite alimentos fuente de grasas trans, altos en azúcar, grasa saturada, sodio y colesterol. Busque el producto aporte fibra dietética.

 

Otros cuidados a tener

  • Realice actividad física, siempre y cuando no esté contraindicado por el médico.
  • Monitoree la glicemia regularmente.
  • Asista al control prenatal.
  • Procure que sus familiares tengan la información sobre su situación actual y que estos la apoyen.
comments powered by Disqus