Sábado 17 de Noviembre

Diabetes Gestacional

Embarazadas corren el riesgo de padecerla

Junio,2018

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente un 10% de las mujeres embarazadas padecen de diabetes gestacional. Este tipo de diabetes aparece durante el segundo o tercer trimestre de embarazo, y es causado por un aumento en las hormonas que elevan el azúcar en la sangre, éstas son producidas por la placenta. Con el tiempo, los altos niveles de azúcar en sangre pueden derivar en resistencia a la insulina y finalmente en diabetes gestacional. Todas las mujeres embarazadas corren el riesgo de padecerla, sin embargo, el exceso de peso, la ganancia excesiva de peso durante el embarazo y la historia familiar son factores de riesgo. Lo cierto es que existe la posibilidad de poder controlar la diabetes gestacional sin medicación. De hecho, la mayoría de las mujeres pueden controlarla al cambiar sus hábitos de alimentación, algunos de los cambios que pueden implementar son:

Escoger carbohidratos de buena calidad: Los carbohidratos complejos y mínimamente procesados son ricos en fibra, lo que enlentece la digestión y mantiene los niveles de azúcar en sangre nivelados. Algunos ejemplos son: quinoa, avena, arroz integral, leguminosas, frutas y vegetales.

Evitar el azúcar y los carbohidratos refinados: Estos por el contrario van a producir que los niveles de azúcar en la sangre se eleven, lo que conlleva a una excesiva liberación de insulina para contrarrestar este efecto, y luego dichos niveles van a tener una rápida caída, empeorando la insulino resistencia. Los alimentos que deben evitarse son las bebidas azucaradas, pan blanco, repostería y dulces.

Regular las porciones: Aunque se escojan los carbohidratos adecuados, es necesario regular las porciones de éstos, lo que va a depender del requerimiento calórico y el nivel de actividad física de cada persona. Para esto es necesario acudir a un nutricionista que calcule las porciones que debe consumir diariamente.

Combinar los carbohidratos con grasa o proteína: Esto hará que, al igual que la fibra, la digestión sea más lenta y se mantengan regulados los niveles de azúcar en sangre. Algunos ejemplos son: huevo, queso, pavo, yogurt, nueces, aguacate o aceite de oliva.

Realizar ejercicio: Una dieta saludable no es lo único que puede ayudar a tratar la diabetes gestacional. Según la CDC, se deben realizar 30 min de actividad física 5 días a la semana, esto ayudará a utilizar el azúcar “extra” como fuente de energía. Es importante consultar con el médico el tipo de ejercicio que recomiende.

comments powered by Disqus