Lunes 27 de Marzo

Diabetes y Compras del Supermercado

Una guía para personas con diabetes u otra limitación.

Por: ContigoSalud

En general, ir al supermercado será un tarea más sencilla y tendrá un costo más bajo, si lo hace de una manera organizada de acuerdo a las necesidades y gustos de cada familia.

Para aquellas familias que tienen un miembro de la familia con diabetes u otra limitación, es importante contar con el apoyo familiar y que todos se integren al mismo plan alimenticio. “Será más fácil para la persona apegarse a un plan nutricional estricto cuando tiene el apoyo de sus familiares,” señaló Ana C. Ortega, Especialista en Cocina Práctica y Saludable. “Por ejemplo las familias con un hijo(a) con diabetes tipo 1 deberán llevar un plan con horarios fijos, hacer 5 o 6 comidas al día, respetar porciones, eliminar los azúcares de la dieta y disminuir el consumo de sodio y grasas”. Similar sucederá para personas con hipertensión, obesidad o dislipidemias.

Entonces, como debe organizarse:

  1. Conocer el plan de alimentación. La persona que va a hacer las compras debe involucrarse y estudiar ese plan, que va a ser diferente de acuerdo a la edad del niño(a). Esto le ayudará a incluir o sacar ciertos productos de la lista de compras. Es importante que se asesore con su nutricionista con respecto a la variedad de productos que se ofrecen en el mercado sin azúcar y a la lectura de etiquetas nutricionales, esto por si usted encuentra algún producto nuevo que se pueda adaptar a la alimentación de su hijo (a). Es muy importante que haya variedad para que el niño (a) no sienta que su alimentación es limitada.
  2. Revisar que tiene en la despensa. Antes de hacer la lista de compras, debe revisar lo que tiene disponible de alimentos para ver si puede aprovechar algo para la semana que empieza. Esto reducirá los desperdicios.
  3. Planear un menú semanal. Esto no sólo le dará una visión más clara de lo que debe comprar, sino que le ahorrará dinero si se apega al plan. También le permitirá tener más variedad durante la semana en almuerzo y en meriendas.
  4. Consulte con el interesado. Si su hijo (a) ya está en edad de decidir lo que le gusta, pregunte que le gustaría que le compre, sobre todo para las meriendas y almuerzos de la escuela y el colegio.
  5. Con lista en mano, trate de comprar sólo lo que está ahí.
  6. Haga las compras con calma. Esto es importante porque si recorre los pasillos con tranquilidad tal vez encuentre productos nuevos que traigan una nueva opción a su hijo (a). Cada día hay más variedad de snack´s bajos en grasa u horneados, o confites, helados y chocolates sin azúcar.
  7. Cuidado con los productos procesados. Los alimentos que ya viene preparados nos pueden sacar de apuros, pero debe tener cuidado en revisar las grasas en las etiquetas nutricionales, ya que generalmente son muy grasosos. Es mejor que prepare todo en casa: snack´s, salsas de pastas, pizzas, etc.
  8. Ya en casa. Cuando ya tiene todo en casa, utilice los alimentos que tienen un vencimiento más próximo o las frutas o verduras que sabe que duran menos tiempo.

Para terminar trate de que esta limitación no sea el centro de todo lo que sucede en su hogar, menos en la mesa de su casa, que es uno de los  tiempos que más se pueden aprovechar para conversar y compartir.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus