Jueves 13 de Diciembre

Dieta de Tupper: Comer Sano

Ideas para comer en la oficina o fuera de casa.

Por: Jessica Garrido, periodista.

Comer fuera de casa todos los días no tiene porque ser sinónimo de tener una mala alimentación, ya sea por exceso o por defecto. Si bien es cierto, no es demasiado cómodo llevar el tupper de un lado a otro, pero debemos pensar que es mucho mejor poder ingerir nuestra propia comida que comprar un sándwich o ir a un restaurante cada día (tanto para la salud como para nuestro bolsillo).

Si usted pertenece a la “generación del tupper”, sabrá de sobra en qué consiste. Comer en la oficina o lugar de trabajo en media hora, esperar alguna que otra cola para calentar la fiambrera en el microondas o llegar a casa y preparar la comida para el día siguiente… Una rutina que no tiene porqué convertirse en algo tedioso o repetitivo si logramos sacarle el lado positivo.

Consejos para una alimentación saludable fuera de casa

Entre las principales las consideraciones a tener en cuenta, si se ve obligado a comer de tupper cada día, para poder mantener una alimentación saludable encontramos:

  • Apostar por un menú variado: Uno de los principales errores que se suelen cometer cuando vamos al preparar el tupper para el día siguiente es elegir siempre el mismo menú. Ya sea ensalada, sándwich o conservas, este menú puede ser altamente perjudicial para nuestro organismo. Debemos tener en cuenta que nuestro cuerpo necesita de una variedad de nutrientes, vitaminas y minerales, de las que, si le privamos, sufrirá las consecuencias, por ejemplo, denotando un mayor cansancio o apatía. Por ello, lo mejor es intentar variar nuestro menú diario (en la mayor medida posible). Preparar comida el fin de semana y tenerla congelada para cada día poder comer una cosa diferente, por ejemplo, es una buena salida ante esta encrucijada.

  • Dos tupper pequeños, mejor que uno grande: Seguro que en muchas ocasiones se ha preguntado, ¿cuánta comida debo poner en el tupper? Dependiendo de en que momento del día estemos, nos sentiremos más o menos hambrientos. Por ello es recomendable, llenar nuestra fiambrera después de la cena. Momento en el que estaremos saciados. Otra de las recomendaciones es preparar dos tupper diferentes. Uno para el primer plato y otro para segundo plato o postre. Habrá días en que no tendrá la necesidad de comer ambos, pero siempre es una buena opción por si siente la necesidad de comer algo a media mañana o incluso en la merienda. Lo recomendable para ese segundo tupper es optar por fruta, pavo o algún tipo de verdura que no necesite ser calentada.

  • Evitar alimentos grasos o pesados:  Otro de los principales consejos es no preparar un tupper demasiado suculento, más si nuestro trabajo consiste en estar sentado la mayor parte del día. Es decir, evite los alimentos como fritos, guisos pesados o legumbres.

  • Respetar 20 minutos de comida: Tanto si en la oficina o lugar de trabajo cuenta con una hora o media hora de descanso para el almuerzo, los expertos recomiendan disfrutar de nuestro menú en 20 minutos aproximadamente. Un tiempo que se estima como el fundamental para digerir apropiadamente los alimentos, sin prisas y estrés. Siempre masticando despacio para evitar malas digestiones y posibles flatulencias.

  • No esperar a tener demasiado hambre: Como comentábamos, los expertos nutricionistas, aconsejan no esperar a comer por rutina o costumbre. Si siente hambre en un determinado momento del día, ingiera una pieza de fruta como manzana o un plátano que nos aportará la energía necesaria para superar ese estado y no comer con demasiada ansia a la hora de la comida o cena. De ahí la recomendación de un tupper extra para llevar al trabajo.

  • Beber agua durante todo el día: Como siempre habrá escuchado, se debe beber en torno a dos litros de agua al día. Una forma de depurar e hidratar nuestro cuerpo.

Sencillas recetas para el día a día en la oficina

¿Necesita ideas para su menú diario? Aquí tiene unas cuantas soluciones, rápidas y sencillas, para disfrutar de la mejor dieta del tupper.

  • Ensaladas y verduras: Existen cientos de tipos de combinaciones disponibles para preparar un tupper saludable y saciante. Aprovecha todo lo que pueden ofrecerte frutas (manzana, naranja, uvas…) y verduras al vapor así como lechuga, espinacas, calabacín o los deliciosos tomates. Y, si lo desea, acompañe su plato de pan integral.

  • Sándwiches vegetales: Una solución perfecta para no perder demasiado tiempo en la comida es preparar un sándwich completo. Siempre apostando por el pan de molde integral, puedes incluir diversos ingredientes como pavo, tomate, atún y huevo cocido.

  • Pasta: Las ensaladas de pasta son una salida ideal para nuestro tupper. Otro plato que puede incluir todo tipo de ingredientes ricos en nutrientes, sin ser pesados. Apueste por acompañar la pasta de queso fresco, maíz y atún, aliñando la misma con un poco de aceite de oliva y evitando las salsas con excesivo aporte calórico.

  • Guisos ligeros: La lentejas o garbanzos en ensalada también son una opción para variar su dieta diaria. Incluso, no hace falta que sea usted quien las prepare, en el supermercado puede encontrar botes de conservas ya cocidos a los que solo tendrá que añadir los extras que desee.

Mantenga la línea con la dieta del tupper

Siempre que se sigan estos consejos de alimentación variada y evitando aquellos productos ricos en grasas saturadas o fritos, podrá lograr mantener una dieta equilibrada. Además, acompañada de algún tipo de ejercicio (alrededor de 30 minutos diarios) logrará mantener la línea e incluso adelgazar a un ritmo saludable, evitando posibles problemas de obesidad futuros causados por el sedentarismo y la mala alimentación.

comments powered by Disqus