Jueves 14 de Noviembre

Dietas Para Mentes Brillantes

Deterioro mental y dieta.

Por: Dra. Susan Láscarez, Nutricionista.

Siempre se ha comentado que las dietas equilibradas y balanceadas tienen innumerables beneficios para la salud tanto a mediano como a largo plazo.  Dentro de estos beneficios se ha hablado sobre la prevención de enfermedades mentales como el Alzheimer y la demencia, pero poco se ha investigado sobre los procesos que ocurren de manera natural como el deterioro mental y su relación con la dieta.

Recientemente, culminó un estudio desarrollado durante 5 años en el cual se midió el nivel de deterioro cognitivo en personas mayores de 55 años mediante pruebas de pensamiento y memoria y relacionándolas con su tipo de dieta. De esta forma, se encontró que las dietas moderadas en el consumo de carnes rojas y alcohol y con un alto consumo de frutas, vegetales, pescados y nueces, están vinculadas a un menor porcentaje de deterioro cognitivo ocurrido de manera natural en personas mayores a esta edad.

Para tener una medida de referencia de la salud cognitiva y monitorear cualquier disminución en las habilidades de pensamiento y memoria, se pusieron a prueba al inicio del estudio, y luego 2 años y 5 años más tarde.  El deterioro cognitivo más bajo entre los participantes del estudio se presentó en aquellos que tenían dietas más saludables.

La proporción que registró un descenso en la capacidad cognitiva fue menor para las personas que informaron las dietas más saludables, 14% de ellos mostró una caída en el pensamiento y la memoria, en comparación con el 18% de las personas que consumían las dietas menos saludables.
 
El autor del estudio Dr. Andrew Smyth, de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, Canadá, comenta que la dieta en la edad adulta es sólo una parte de la imagen: "La adopción de una dieta saludable comienza temprano en la vida, y una dieta saludable también puede ir junto con la adopción de otros comportamientos saludables.  La ingesta dietética puede modificar el riesgo de deterioro cognitivo a través de múltiples mecanismos, incluyendo un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y la deficiencia de los nutrientes necesarios para la regeneración neuronal (por ejemplo, vitaminas del grupo B y vitamina C)"

Estudios como este demuestran que cambios en el estilo de vida y sobre todo en la alimentación pueden provocar efectos positivos a largo plazo a males que han ido cada vez en crecimiento conforme aumenta la población adulta mayor.

comments powered by Disqus