Martes 22 de Octubre

Dolor Orofacial y Trastornos Temporomandibulares

Ejercicios que puede hacer en casa para disminuir el dolor.

Por: ContigoSalud

El dolor orofacial es una queja que afecta a millones de personas día a día. Constituye un síntoma que se produce a partir de un gran número de trastornos y enfermedades que dan lugar a una sensación de malestar o dolor que se siente en la región de la cara, boca, nariz, orejas, ojos, cuello y cabeza.??

El dolor orofacial se puede desencadenar por una variedad de factores psicológicos, estrés, trastornos del sueño, problemas laborales y familiares, dificultades en el matrimonio o por condiciones médicas complejas. 

Los trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular (trastornos de la ATM) son problemas o síntomas de las articulaciones y músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Muchos síntomas relacionados con la ATM son causados por efectos del estrés físico y emocional sobre las estructuras alrededor de la articulación.

Causas del dolor orofacial

Entre las causas típicas se puede mencionar:

  • Síndrome de boca ardiente
  • Trastornos músculo masticatorio
  • Trastornos de la articulación temporomandibular (sinovitis, capsulitas, artrosis, artritis reumatoide)
  • Neuralgia
  • Dolores de cabeza, migraña
  • Trastornos somatomorfos
  • Enfermedad periodontal
  • Xerostomía (síndrome de boca seca)
  • Enfermedades sistémicas

Causas del trastorno temporomandibular

Para muchas personas con trastornos de la articulación temporomandibular, la causa se desconoce. Algunas causas puede ser:

  • Una mala mordida o dispositivos ortodóncicos.
  • El estrés y el rechinamiento de los dientes.
  • La mala postura puede también ser un factor importante en la ATM. Por ejemplo, mantener la cabeza hacia adelante todo el día mientras se está mirando una computadora tensiona los músculos de la cara y el cuello.
  • Estrés, una dieta deficiente y la falta de sueño.
  • Artritis, fracturas, dislocaciones y problemas estructurales presentes al nacer.

Tratamiento

Este dolor en puede disminuir e incluso desaparecer con el uso de relajantes musculares o  sencillo programa de terapia casera. El éxito de este tratamiento depende de que los ejercicios se repitan varias veces al día, siguiendo las instrucciones:

  1. Calor húmedo: Coloque una compresa tibia sobre ambos lados de la cara, sin tapar la nariz o los ojos y manténgala por 15 minutos. Puede sostener la compresa con una venda elástica. La compresa puede ser una toalla mediana húmeda que se calienta en el microondas.
  2. Movimiento de bisagra: Lleve a cabo este movimiento durante esos "5 minutos de calor húmedo.  Abra y cierre su boca, poco y rápido, constantemente por diez segundos por cada minuto.
  3. Barra de hielo: Después de la compresa caliente, pase rápidamente (5 segundos) a una barra de hielo (puede usar un cubito o un vaso plástico con hielo) tres veces (15 segundos) sobre cada cachete con la boca cerrada. Luego abra su boca, colocando la punta de la lengua sobre el paladar y vuelva a pasar el hielo tres veces. Finalmente?mantenga la boca abierta unos 10 segundos.
  4. Dieta blanda, no masticar chicles y no alimentos grandes hasta que supere el dolor.

Repita esta terapia por lo menos unas tres veces durante el día

La posición de descanso normal de la mandíbula es con los dientes ligeramente separados. El único momento en el que los dientes pegan entre si es cuando comemos. Si usted observa que en algún momento del día o de la noche junta u ocluye fuertemente los dientes no es una situación normal.

Dolor cervical o de cuello

En muchas oportunidades el dolor de cuello puede aumentar o producir molestias en los músculos de la masticación. Por esto es importante que fortalezcamos esta región del cuerpo, con un programa de ejercicios adecuado.

La mala postura de la cabeza se manifiesta cuando los músculos del cuello empiezan a tener dolor. La meta de estos ejercicios es establecer una postura adecuada y disminuir el trabajo de los músculos del cuello.

Todos los ejercicios deben ser realizados gentilmente, sin utilizar movimientos rápidos o bruscos. No se lastime?estirando en exceso. Todos los ejercicios se inician en "posición base', que es realizando una doble papada al hacer la?cabeza hacía atrás. Repita estos ejercicios al menos tres veces al día.

  1. Barbilla a pecho: desde la posición base, incline su cabeza hacia abajo, tratando de tocar el pecho con la barbilla.?Ponga sus dos manos sobre la coronilla de so cabeza, y estire con gentileza, sintiendo como los músculos de la?nuca liberan tensión. Mantenga esta posición unos tres segundos, y repita tres veces.
  2. Oreja al hombro: desde la posición base, incline la cabeza de medio lado, sin levantar los hombros. Con la mano?del mismo lado, sostenga la oreja opuesta y jale gentilmente, manteniendo la posición unos tres segundos, y repita?cada lado tres veces.
  3. Rotar la cabeza: desde la posición base vuelva a ver hacia atrás, rotando la cabeza. Mantenga la posición unos tres?segundos, y repita cada lado tres veces.
Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus