Lunes 21 de Octubre

Edulcorantes Naturales

Conozca más sobre la miel de agave, lúcuma y stevia.

Por: ContigoSalud

Hoy en día, los edulcorantes juegan un papel muy importante en la dieta de algunas personas que se han preocupado más por las fuentes de azúcar en su alimentación, y los endulzantes naturales, han adquirido mayor popularidad que los artificiales y que el azúcar blanca, gracias a la polémica que se ha generado alrededor de estos dos últimos.  Sin embargo, es importante estar informado antes de tomar una decisión sobre cuál es la mejor opción para endulzar bebidas y preparaciones y sobre todo, hay que tomar en cuenta las características de cada persona.

A continuación se encuentra un resumen sobre algunos de ellos, sus características y recomendaciones de uso:

Miel de Agave:

La miel de agave es un endulzante orgánico que se crea a partir de la savia líquida obtenida del interior de la planta agave azul originaria de México, de la cual se obtiene también el tequila. Aporta aproximadamente 60 calorías por cucharada lo que es equivalente al aporte de calorías de una cucharada de azúcar blanca de mesa. Está compuesto por aproximadamente 90% fructosa y el resto del porcentaje por glucosa.  Varios estudios han demostrado como las altas concentraciones de fructosa en la dieta no ofrecen beneficios a la salud, por el contrario, se ha encontrado una mayor acumulación de grasa visceral, mayor resistencia a la insulina y un mayor riesgo de presentar enfermedades del corazón y diabetes mellitus en sujetos de estudio con dietas altas en fructosa.

Nutricionalmente hablando, la miel de agave no es precisamente más saludable que el azúcar regular, que el jarabe de maíz alto en fructosa o cualquier otro edulcorante natural.  Contiene pequeñas cantidades de calcio, potasio y magnesio pero no lo suficiente como para ser considerado con un adecuado valor nutritivo.

Stevia:

La Stevia es proveniente de las hierbas y arbustos de la familia del girasol, originarias de regiones subtropicales y tropicales de Suramérica, Centroamérica y México. Una de sus especies, conocida como Stevia rebaudiana y originada de Sudamérica ha sido cultivada y utilizada como edulcorante y como planta medicinal por el pueblo guaraní durante al menos 1500 años. Sus hojas tienen una capacidad edulcorante entre 30 y 45 veces mayor que la de la sacarosa (el componente principal del azúcar).

Aporta 0 calorías y está compuesto por los glucósidos esteviósido y rebaudiósido que son 250-300 vecesmás dulces que la sacarosa, estables al calor, con un pH estable, y no son fermentables.  Contiene pequeñas cantidades de vitaminas y minerales como el potasio que  no son nutricionalmente significativas.

A partir del año 2009 la FDA (Food and Drug Administration) aprobó el uso de Stevia para consumo humano al declararlo un producto GRAS (Generally Recognized As Safe).  Dos estudios del año 2010 no encontraron problemas de salud con Stevia o sus extractos edulcorantes. Además, una revisión realizada durante el 2009 encontró que los compuestos de esteviósido y afines tienen efectos anti-hiperglicémicos, anti-hipertensivos, anti-inflamatorios, anti-tumores, anti-diarreicos, diuréticos, e inmunomoduladores.  Actualmente se puede adquirir en presentaciones de sobres o empacada para ser utilizada en la elaboración de productos libres de azúcar.

Polvo de Lúcuma:

Este edulcorante natural se obtiene de la fruta entera de Lúcuma originaria de Perú. La fruta se seca y se muele hasta obtener un polvo fino que se utiliza para saborizar productos como helados y postres.  Posee un bajo índice glicémico gracias a su contenido de fibra por lo que se absorbe más lentamente, además de algunos nutrientes, incluyendo beta-caroteno, hierro, zinc, vitamina B3, calcio y proteínas y tiene un sabor similar al del jarabe de maple.

También es una buena fuente de antioxidantes, fibra dietética y carbohidratos saludables.  Su aporte calórico es de 60 calorías por cucharada, lo mismo que aporta una cucharada de azúcar blanca pero con un mayor aporte de nutrientes.  Es libre de gluten y bajo en azúcares simples por lo que puede ser una opción para personas celíacas y aquellas que siguen dietas bajas en azúcar.

Existen algunos otros edulcorantes naturales en el mercado como la miel de abeja, la melaza o la fructosa pero que no son de uso tan común.  La mayoría de ellos contiene pequeñas cantidades de vitaminas y/o minerales que no los hacen representar una fuente del nutriente como tal por lo que su consumo no hace mayor diferencia que por ejemplo el de azúcar blanca regular pues aportan aproximadamente la misma cantidad de calorías. Como ya se mencionó, en el caso de la fructosa, si existen estudios que comprueban que su uso prolongado y en exceso como parte de la dieta trae consigo consecuencias negativas a la salud.

En conclusión, antes de decidirse a utilizar un edulcorante que se haya puesto de moda, es importante revisar detalladamente las características del mismo así como los objetivos y particularidades de cada persona para tomar una decisión adecuada que busque traer un beneficio a la salud.

comments powered by Disqus