Lunes 24 de Junio

Embarazada y Con Dolor de Espalda

Recomendaciones para tratar esta molestia.

Por: Licda. Mariana Guzmán, Fisioterapeuta

Hay muchas respuestas para esta pregunta y la más es común es que sí, en alguna etapa del embarazo, muchas mujeres embarazadas sufren de dolor de espalda.

La pelvis es una estructura donde confluyen muchas fuerzas desde la columna lumbar, las caderas y hacia las piernas. Esta estructura tiene la función de brindar protección a los órganos internos, y formar el canal de parto en las mujeres, pero también es un elemento clave durante la marcha generando movimientos en diferentes direcciones suaves y coordinados.

La pelvis además de ser un complejo de huesos articulados entre sí, contiene importantes músculos y ligamentos para tener una adecuada estabilidad y movilidad.

Nuestro cuerpo se sostiene y se mueve sanamente gracias a esta buena combinación, movilidad y estabilidad, esto quiere decir que siempre que nuestro centro de gravedad se encuentre en su punto, todas las estructuras que se mueven a su alrededor deberían mantenerse sanas.

¿Qué sucede en el embarazo?

En el embarazo ocurren una serie de cambios anatómicos, fisiológicos, y hormonales que influyen directa e indirectamente en fenómenos como el dolor de espalda.

Recordemos que los músculos del abdomen son algunos de los encargados en brindar la estabilidad necesaria a la columna lumbar, y estos han empezado e estirarse y por lo tanto pueden debilitarse y dejar de dar el soporte necesario, generando que la columna se vuelva inestable y pierda su capacidad para soportar el peso como lo hacía antes.

Además, por efectos hormonales, los ligamentos se vuelven más laxos, es decir aumenta su capacidad elástica con el fin de facilitar el parto. Es decir, que mecánicamente, nuestro cuerpo tiene mayor demanda y esto aumenta las posibilidades de sufrir fatiga, dolor, y algunas otras molestias.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones para prevenir el dolor de espalda son:

  • Si usted aún no está embarazada pero está planeando estarlo, trate de preparar su cuerpo antes para esta nueva etapa, fortalezca los músculos de su espalda y abdomen, mantenga un peso adecuado y una alimentación saludable.
  • Usted puede mantener un plan de ejercicio supervisado, siempre y cuando esté permitido por su médico, algunas recomendaciones son Yoga y Pilates para embarazadas, esto le ayudará a mantenerse fuerte y en movimiento lo cual le hará proteger el resto de sus articulaciones.
  • Cuide su postura, utilice almohadas para colocarse cómodamente en su cama y dormir confortable, por ejemplo es recomendable dormir con una almohada entre las piernas.
  • Si se agacha a recoger objetos, pida ayuda, y si lo hace doble sus rodillas para llegar al piso.
  • Manténgase hidratada.
  • Busque siempre la ayuda de un profesional si es necesario, un fisioterapeuta sería la mejor opción.
  • Combine tiempos de descanso con tiempos de actividad, no abuse de ninguno de los dos, ni se mantenga en la misma posición mucho tiempo.
  • Los ejercicios en el agua le brindarán un gran descanso.
  • Evite dormir en un colchón demasiado blando.
  • Mantenerse activa le va ayudar a mantener un peso adecuado y prepararse mejor para el parto.
comments powered by Disqus