Domingo 15 de Diciembre

¿Es su Bebé Alérgico a la Leche?

Por: Dr. Ramón Rivera, Médico Pediátra

La causa mas frecuente de alergias en los niños menores de 12 meses es la leche.  Una vez que se presenta, cerca del 85% continuará siendo alérgico a la edad de 4 años y un 60% a la edad de 8 años, sin embargo para la edad adulta se habrá desarrollado una tolerancia que hace que la alergia a la leche sea muy rara en este grupo etario. En los Estados Unidos se estima que entre 1 a 2.5% de los niños son alérgicos a la leche.  En otros países como Australia, esta cifra puede llegar hasta el 10% y aún no se sabe la razón por la cual existen estas diferencias.  Algunos niños desarrollan también intolerancia a la leche materna de la misma forma como lo harían a las fórmulas a base de proteína de leche de vaca.  En Costa Rica este problema se ha convertido en una preocupación de las autoridades de salud, ya que se estima que cerca del 35% de la población tiene alguna alergia.

Síntomas

Las alergias se pueden presentar de diferentes formas, siendo la más severa (y por suerte la menos común) la que ocurre ligeramente después de la ingestión de algún alimento (usualmente 15-30 minutos). 

Los síntomas comunes son reacciones en la piel, como eczema o urticaria, síntomas gastrointestinales (dolor abdominal, vómitos y diarrea), dificultad para respirar e hinchazón de los labios, lengua o garganta.  La forma más frecuente de presentación es la del eczema o dermatitis alérgica, la cual se caracteriza por un brote preferiblemente en la cara, orejas, pliegues y cuello, que deja ver la piel como empedrada y muy roja.  La mayoría de estos pacientes tienen un signo que se llama dermografismo, que cuando se pasa un objeto romo por la piel, ésta se marca muy fácilmente y prácticamente se puede dibujar sobre ella.

Otra forma anormal de presentación de la reacción alérgica es la inflamación del sistema digestivo, produciendo una esofagitis, gastroenteritis o colitis.  Estos síntomas se manifiestan por dolor y dificultad para tragar, dolor abdominal recurrente (en el caso de los niños muy pequeños cólicos persistentes), diarrea, y falla para progresar.  En los casos más severos se puede presentar sangrado digestivo que se manifiesta por sangre en las heces y cólicos severos en los primeros tres meses de vida. 

Cómo tratar la alergia

En los casos más rigurosos, la mayoría de los niños mejoran en forma importante posterior a los dos años de vida.  Es muy importante para el pediatra saber los antecedentes familiares de alergias, ya que al identificar un niño de riesgo, las posibilidades de desarrollar alergia disminuyen en forma importante cuando se alimenta al bebé exclusivamente con leche materna durante los primeros 4 meses de vida y si es necesario utilizando una fórmula hipoalergénica. 

Cuando se sospecha o se logra identificar una reacción alérgica en el lactante de menos de 3 meses de edad es difícil saber la causa exacta de dicha reacción, por lo que se le recomienda a la madre eliminar algunos alimentos de la dieta, entre ellos: leche y derivados, chocolates, semillas, tomate, fresas y mariscos. Por lo general estos son los alimentos que comúnmente producen alergias. Después de los 4 meses, la madre puede comenzar a probar nuevamente estos productos para ver si alguno de ellos se asocia con brotes en el bebé. 

En los casos severos sugestivos de alergia a la leche materna se recomienda a la madre suspender la lactancia mientras se aclara si el problema lo está ocasionando la leche de ella o los alimentos que consume.  En estos casos el pediatra le recomendará una leche hipoalergénica que es una leche especial en la cual la proteína ha sido partida en pedacitos pequeños que disminuyen la respuesta alérgica en forma importante. 

Asimismo el médico le indicará la duración del tratamiento.  Concomitantemente se pueden prescribir cremas humectantes o medicadas que ayudarán a disminuir la intensidad del brote hasta que una vez eliminado el alérgeno la reacción inicial sea eliminada.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus