Sábado 22 de Septiembre

Evite el Efecto Rebote

Puede tener una consecuencia negativa

Por: ContigoSalud

El efecto rebote es una preocupación para muchas personas que inician una dieta; especialmente aquellas conocidas como dietas “milagro” ó “extremas”. Estas dietas logran una importante pérdida de peso en poco tiempo, pero una vez que la persona termine o abandone la dieta, recuperará el peso perdido e inclusive un poco más, en pocas semanas.

¿Cómo evitarlo?

  1. Alejarse de las dietas extremas: el cuerpo humano está diseñado para preservar la vida, por esta razón cuando es sometido a dietas muy estrictas, pone en marcha mecanismos de defensa como reducir el gasto de energía para limitar el uso de reservas y así, poder sobrevivir. En este proceso, se vuelve más eficiente en crear y almacenar grasa. Además, cuando se termina ó abandona la dieta y se come como antes, el cuerpo recibe más energía que al parecer ya no necesita, pues el cuerpo se vio obligado a gastar menos energía, por no recibir suficientes calorías.  Entonces, las calorías o la energía que ahora recibe, la detecta como “extra” y la almacena en forma de grasa. También algunas hormonas (insulina, estrógenos), provocando mayor acumulación de grasa a nivel abdominal.
  2. Cumplir un plan de alimentación de adelgazamiento: prescrito y elaborado por un Nutricionista. El plan tendrá el equilibro adecuado de nutrientes y calorías para perder peso. Perder peso es un proceso que requiere de dedicación y compromiso.  
  3. Siga con una dieta de mantenimiento: con el fin de evitar recuperar el peso perdido. En este plan de alimentación, es muy importante la velocidad en la que se aumentan las calorías, el tipo de alimentos que se consumen y las porciones.
  4. Coma inteligentemente: tanto para las dietas de pérdida de peso, como de mantenimiento, nutrientes como la proteína y la fibra son claves para que se mantenga lleno por más tiempo, evite comer de más y manténgase alejado de los antojos.   
  5. Olvídese del peso: recuerde que el peso está conformado por agua, músculo, grasa, hueso, ligamentos, tendones, así como el peso de todas las vísceras. Por esto, concéntrese en su % de grasa, en cómo le queda su ropa y dese un descanso de la balanza. Además, estar tan pendiente del peso le podría jugar una mala pasada, pues podría frustrarse si no ve lo que espera y entonces, quebrar la dieta será más fácil.
  6. Cambie sus metas: establezca metas a largo plazo como correr una maratón o casarse en un año. Si quiere perder peso para el baile de graduación en un mes o las vacaciones en 15 días, el peso que vaya a perder en tan poco tiempo, lo recuperará en menos tiempo.
  7. Realice actividad física: es vital para seguir perdiendo peso, y además para mantener fuera el peso perdido. Además, el ejercicio mantiene y aumenta la masa muscular, que es metabólicamente activo, por lo tanto, será más fácil mantener los resultados.
  8. Duerma bien: si no lo hace, aumentan los niveles de cortisol que favorecen la producción de glucosa a partir de la masa muscular. Disminuyendo así, su músculo. Además, cuando no descansa el cuerpo siente que algo no está bien y busca en ciertos alimentos el confort para tratar de equilibrarse. Usualmente son alimentos altos en azúcar.

Perder y volver a ganar peso, puede tener un efecto negativo desde un punto de vista psicológico y emocional. Pero este efecto rebote, no debe ser una razón para sentir que ha fallado o fracasado, más bien es una razón para concentrarse en realizar cambios a largo plazo, para poder mantener lo que ha logrado por mucho tiempo. 

comments powered by Disqus