Miércoles 17 de Julio

Hinchazón en el Embarazo

También conocido como edema, es muy común en el embarazo.

Por: ContigoSalud

Tobillos y pies hinchados

Lo que usted está experimentando es edema, que es cuando el exceso de líquido se acumula en el tejido. Es normal tener un poco de hinchazón durante el embarazo ya que está reteniendo más agua. Los cambios en la química de su sangre causan que un poco de líquido se desplace en su tejido.

Además, el útero en crecimiento ejerce presión sobre las venas de la pelvis y su vena cava (la vena más grande al lado derecho del cuerpo que lleva la sangre desde las extremidades inferiores hacia el corazón). La presión disminuye el retorno de la sangre desde las piernas, haciendo que se acumule, lo que obliga líquido de sus venas a los tejidos de los pies y los tobillos. Por esta razón el edema se tiende a dar más en el tercer trimestre. Puede ser particularmente grave para las mujeres con exceso de líquido amniótico o aquellas con embarazos múltiplos. El edema también tiende a ser peor al final del día y durante el verano.

Después del parto, la hinchazón desaparece con bastante rapidez como su cuerpo elimina el exceso de líquido. Por lo general las mujeres empiezan a orinar y sudar mucho en los primeros días después del parto.

¿Cuándo debo estar preocupado por la hinchazón?

Una cierta cantidad de edema es normal en los tobillos y los pies durante el embarazo. Usted también puede tener algo de hinchazón leve en las manos. Es importante que le comente a su médico si observa hinchazón en la cara o hinchazón alrededor de los ojos. Esto podría ser un signo de preeclampsia, una condición grave en donde la presión arterial de la madre aumenta y puede tener efectos negativos para el bebé.

También llame a su médico de inmediato si nota que una pierna está más hinchada que la otra, especialmente si usted tiene dolor o sensibilidad en su pantorrilla o en el muslo. Esto puede ser señal de un coágulo de sangre, otra enfermedad grave.

¿Qué puedo hacer para reducir al mínimo la hinchazón?

Los médicos recomiendan que usted se acueste del lado izquierdo de su cuerpo, ya que la vena cava está del lado derecho.

Aquí hay algunos consejos:

  • Ponga los pies en alto siempre que sea posible.
  • No cruce las piernas o los tobillos mientras está sentado.
  • Estire las piernas frecuentemente mientras está sentado: Estire su pierna, talón primero, y suavemente flexiona el pie para estirar los músculos de la pantorrilla. Rote sus tobillos y dedos de los pies.
  • Tome descansos regulares de estar sentado o de pie. Un corto paseo de vez en cuando le ayudará a evitar que la sangre se estanque en las extremidades inferiores.
  • Use zapatos cómodos que se extienden para dar cabida a cualquier inflamación en sus pies.
  • No use calcetines o medias que tienen bandas apretadas alrededor de los tobillos o las pantorrillas.
  • Use medias de maternidad hasta la cintura. Póngaselas antes de salir de la cama en la mañana para que la sangre no se acumule alrededor de los tobillos.
  • Beba mucha agua. Sorprendentemente, esto le ayuda a su cuerpo a retener menos agua.
  • Haga ejercicio con regularidad, especialmente al caminar, nadar o andar en una bicicleta estática. O intente una clase de aeróbicos en el agua inmersión en agua puede ayudar temporalmente a reducir la inflamación, sobre todo si el nivel del agua es de hasta cerca de sus hombros.
  • Coma bien, y evite la comida chatarra .
Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus