Jueves 22 de Agosto

Infidelidad en la Pareja: ¿Recuperando la Confianza?

Qué se entiende y se vive como infidelidad.

Por: MPsc. Maricruz Coto, Psicóloga Especialista en Terapia Familiar y de Pareja.

Todas las parejas atraviesan crisis.  Uno de los temas más comunes en la consulta psicológica es la crisis por infidelidad.  Es además, una de las situaciones más difíciles de tratar, pues en la mayoría de los casos, las heridas emocionales suelen ser profundas, ya que rompe la codiciada intimidad de pareja, que tanto cuesta construir; y pone en juego la confianza, que en algunos casos, solo logra recuperarse de forma parcial.

Si usted se encuentra en esta situación, puede interesarle conocer, que parte del proceso para superar la crisis, requiere de varias tareas, entre ellas: experimentar los sentimientos propios de la traición y la culpa, pedir perdón y perdonar, identificar las razones por las que ocurrió la infidelidad, conocer las áreas de pareja, y personales que deben fortalecerse en ambos integrantes; y realizar una serie de cambios a nivel de conducta y pensamiento, dirigidos a reinvertir la energía en la relación, recuperar la confianza y reconstruir la pareja.

Inicialmente es difícil saber si la pareja podrá reconstituirse o terminará separada. Hacer un pronóstico es arriesgado, aún más si no se conoce bien el contexto y las características de la pareja.   Como proceso no hay estadísticas definidas, ni tiempos determinado para la superación del evento.  Algunas parejas les toman unos meses, otros pueden durar más de un año en el proceso de recuperación, y en muchos casos, luego de cierto tiempo de esfuerzo, la pareja cae en la cuenta de que no le es posible continuar unida.    En general es un proceso de duelo y aceptación de la realidad, que todos los afectados viven de forma diferente.

Sin embargo es importante considerar algunos elementos, por ejemplo: distinguir entre la persona infiel crónica, y aquel o aquella que cometió un error aislado en su relación.  Evidentemente el segundo caso tiene mejor pronóstico. Otros aspectos importantes son la estabilidad de la pareja (no por cantidad de tiempo juntos, sino por la calidad de la relación), así como la capacidad de ambos para reinvertir la energía necesaria en el proceso de sanación, perdón y reconstrucción.

Qué se entiende y se vive como infidelidad, es un tema muy importante en la pareja, que rara vez se trata de forma explícita en las relaciones.  También afecta el tipo de infidelidad: relaciones sentimentales, sexuales o ambas; así como la duración del evento y el contexto en el que se da. 

No es posible realizar generalizaciones en este tema, a pesar de lo anterior.  Cada pareja y especialmente cada persona, debe conocer cuáles son los límites de la tolerancia, sus áreas fuertes y débiles, sus valores, y la capacidad de perdonar y proseguir con la vida.  Hay casos de parejas estables, con relaciones de años y muchos proyectos compartidos, que se han separado por lo que otras personas podrían denominar “una infidelidad menor”, llámesele a esto, un beso, una cita, o una noche de sexo bajo los efectos del alcohol, por ejemplo. Otras parejas han logrado recuperar su relación, a pesar de “infidelidades mayores” como una relación de meses, incluso años, o con consecuencias para la pareja misma, como el hecho de tener hijos o contraer una enfermedad, producto de esta situación.    Nadie más que los involucrados puede calificar la gravedad del hecho, los daños ocasionados y si es posible recuperar la pareja o no.

Es muy importante en todo caso, ser constante, conocer que, tal como se ha mencionado repetidamente, es un  proceso y no un momento, lo cual implica que habrán altos y bajos, y que se requiere voluntad y energía, sea cual sea el rumbo que tome la terapia, ya que la decisión final debe ser, óptimamente, para bienestar de ambos.

comments powered by Disqus