Miércoles 23 de Octubre

Las Maravillas Del Contacto Físico

Beneficios para padres y niños

Por: Maricruz Coto, Psicóloga

¿Sabía usted que el tacto es el único sentido sin el cual no podríamos sobrevivir? Múltiples investigaciones han puesto en evidencia en las últimas décadas la importancia del contacto físico para los recién nacidos, inclusive por encima de la alimentación.

Mediante el tacto se da la primera forma de estimulación y relación entre la madre y el hijo, que se establece desde que está en el vientre. En estos meses, el útero suele contraerse, enviando a la espalda del bebé un masaje postural, que constituye el primer contacto piel a piel y la primera vía de comunicación a través de los sentidos entre la madre y su bebé.

El masaje no es algo ajeno a nuestra cotidianidad. El contacto físico entre las personas es constante, sino piense usted: ¿con cuántas personas ha tenido contacto físico hoy? Pareja, hijos, padres, amigos, compañeros de trabajo, etc. En las familias es una acción que forma parte del día a día, algo que madres y padres hacen continuamente: acariciar, besar, abrazar, acunar, tocar.

La importancia del masaje infantil como un arte cotidiano más que como una técnica, deriva en parte, de múltiples estudios de diversos lugares del mundo, que han demostrado cómo los niños que frecuentemente son acunados, amamantados y reciben masajes de forma habitual, llegan a ser adultos menos agresivos y violentos, más cooperadores y compasivos.  También existe amplia evidencia acerca de las consecuencias negativas que tiene para la salud mental, la privación del contacto físico y de los vínculos de afecto en la infancia.

Beneficios para padres y niños

El masaje tiene múltiples beneficios para los padres y los niños, para las familias en general y para la sociedad. Específicamente quien lo brinda y lo recibe experimentará la estimulación, el alivio y la relajación. Durante el masaje tanto el progenitor que lo realiza, como el bebé, liberan hormonas, entre ellas la oxitocina, que es producida por nuestro cuerpo cuando nos sentimos felices y tranquilos. También se liberan olores propios del cuerpo de cada uno, que el bebé puede diferenciar claramente del de otras personas, haciendo único y especial el contacto entre ambos.   

Este contacto especial, tal vez sea el beneficio más importante del masaje, ya que aumenta la comunicación afectiva y fortalece el vínculo. Mediante el masaje se transmite amor, felicidad, placer. Ayuda a posicionar a los padres como expertos respecto a sus bebés, ya que les permite conocer el lenguaje de sus hijos, sus necesidades y la forma adecuada de responder a las particularidades de cada uno. 

Por su parte, los bebés, son felices al estar cerca de sus padres, tocarlos, escucharlos y olerlos.  También, al sentirse respetados y reconocidos en sus necesidades, crecen sintiéndose más amados y seguros.  El masaje brinda la oportunidad de que los bebés y usted, como padre y madre, disfruten de una actividad en conjunto y continúen estableciendo relaciones sanas el resto de sus vidas, ya que esta primera relación es modelo para las siguientes.

Quienes ingresan en la aventura del masaje infantil, observarán los beneficios en el corto y en el largo plazo, construyendo un vínculo con sus hijos que durará el resto de sus vidas.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus