Sábado 14 de Diciembre

Leche Con Chocolate Para Niños

¿Tomarla o no tomarla?

Por: ContigoSalud

La leche con chocolate: ¿Tomarla o no tomarla? Ese es el tema actual en las escuelas, entre padres y expertos en nutrición.

El debate sobre si la leche con chocolate si debe o no servirse en los comedores escolares inició cuando  Los Angeles Unified School District anunció que prohibiría esta bebida en las escuelas a partir de este verano. En muchos otros países esta incertidumbre existe ya que la leche con chocolate por lo general es muy alta en calorías. El superintendente John Deasy prohibió esta bebida cuando el famoso chef Jamie Oliver comentó que esta bebida puede tener hasta una barra de chocolate.

La leche con chocolate es una bebida alta en azúcar y calorías, en comparación con la leche saborizada, el problema es que algunos niños simplemente se niegan a beber leche sola. De acuerdo con datos de la industria, el consumo de leche en 58 escuelas de Estados Unidos se redujo en un promedio un 35% cuando la leche saborizada fue eliminada de los comedores escolares. La pregunta es si en realidad es mejor que los niños consuman estas bebidas saborizadas altas en azúcar o que no consuman leche del todo. La leche es de las pocas fuentes de calcio, vitamina D y otros nutrientes vitales  para el crecimiento y desarrollo.

Chocolate con leche vs Leche

Según el website Everyday Health, toda la leche - saborizada o no - está lleno de nutrientes. Una taza de leche fortificada baja en grasa contiene alrededor de 100 calorías y 13 gramos de azúcar (en forma de lactosa, un azúcar que se encuentra naturalmente en la leche) y alrededor de 300 miligramos de calcio (aproximadamente 25% de necesidad diaria de los niños), así como vitamina D, vitamina A, vitaminas del grupo B, y minerales como el potasio y fósforo. La misma porción de leche con chocolate baja en grasa contiene alrededor de 160 calorías y 25 gramos de azúcar (la mayor cantidad proviene del azúcar añadido), con niveles comparables de vitaminas y minerales.

Puede no parecer una gran diferencia, pero si el consumo es diario, estas calorías de azúcar adicionales van sumando y en una semana significan 420 calorías de más.  Un reciente estudio de la Universidad de Emory descubrió que las calorías adicionales de azúcar representan el 20% de las calorías diarias de los adolescentes, cuando la recomendación es el 10% de las calorías diarias. Además estos niveles de azúcar se reflejaron en niveles más bajos de colesterol "bueno" HDL y  niveles más altos de colesterol "malo" LDL y triglicéridos, mayor riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes más adelante en la vida. Gran parte del consumo de azúcar de los adolescentes provenían de bebidas azucaradas, según los autores del estudio.

¿Deberían o no no consumir leche con chocolate?

"No recomiendo que niños beben leche con chocolate en las escuelas", dice Joy Bauer, nutricionista del programa Today y Everyday Health,  porque el azúcar proporciona calorías adicionales innecesarias cuando los niños están luchando con su peso y una alimentación poco saludable.
En su lugar, Bauer dice que es mejor animar a sus hijos a beber bebidas 100% naturales o leche descremada en su almuerzo en la escuela. Los niños no deben tomar leche entera después de los 2 años, según la Academia Americana de Pediatría.

Si su hijo sólo toma leche con sabor, la nutricionista dice que es mejor educarlos a beber agua en la escuela y la leche con chocolate se puede dar en el desayuno o como merienda en la casa. Una forma saludable de prepararla en casa es utilizar cacao puro sin endulzar o sirope de chocolate light y leche descremada y endulzar con algún sustituto de azúcar bajo en calorías.  De esta forma estará adicionando a la leche alrededor de 7 gramos adicionales de azúcar y 35 calorías.

La mayoría de expertos coinciden en esto: Los niños necesitan ingerir suficiente calcio (800 miligramos al día para las edades de 4 a 8; 1.300 miligramos al día para edades de 9 a 18) y la leche es a menudo un factor importante de calcio en la dieta de la mayoría de los niños. Para llegar a esas cantidades, los niños necesitan varias porciones de alimentos ricos en calcio al día, incluyendo leche, así como yogurt bajo en grasa, queso y vegetales de hojas verdes como la espinaca y el brócoli. Si usted está preocupado acerca de la ingesta de calcio de su hijo, consulte a su pediatra o nutricionista acerca de tomar suplementos.

Otra forma saludable y atractiva de incluir calcio es preparar batidos de frutas con leche  yogurt en casa.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus