Martes 22 de Enero

Lenguaje de los Niños en los Dos Primeros Años

Recomendación de ejercicios para estimularlos.

Por: Mariana Abarca, Terapeuta de Lenguaje

La interacción de los padres con el bebé durante los primeros años de vida tiene gran importancia en el desarrollo futuro del niño.

Los padres deben de adquirir confianza y seguridad de que pueden estimular a sus hijos por lo tanto es importante que se planteen objetivos para poder llevar a cabo en casa, donde el niño pasa la mayor parte del tiempo; primero debemos de pensar ¿Qué es lo que quiero estimular?, y seguidamente las actividades que puedo realizar, tomando en cuenta las necesidades del niño y habilidades que estamos interesados en estimular.

La estimulación en el niño siempre debe de ser en un ambiente divertido, respetando sus tiempos e ir a su ritmo no forzándolo a más ya que solo se debe de comparar con el mismo.

 

2–3 meses

- Comenzará los turnos.
- Cuando el bebé sonría, la madre le devuelve la sonrisa, cuando mire, que le mire y le hable, si emite un sonido, se le repite; de esta forma se le va dando significado.
- Le gusta que le canten y la música.

3-6 meses

- Produce más vocalizaciones, juega con su boca, lengua. - Reclama atención.
- Relaciona palabras con acciones, los sonidos fuertes lo asustan.
- Comenzar poco a poco con las rutinas.
- Preocuparnos: no sonríe ante la voz o la sonrisa del adulto.

6–9 meses

- Los sonidos que emite son con más fuerza y con diferentes ritmos. Repetición de sílabas aisladas tatatata.
- El adulto debe ponerle atención a lo que dice para que permanezca la intención comunicativa que aparece en esta etapa.
- Señala lo que ve y quiere es importante que el adulto le diga el nombre de las cosas aunque no las pueda decir, así va entendiendo el significado de las palabras.
- Variarle los juguetes, que pueda jugar libremente en el suelo.

9–12 meses

- Cantarle varias veces la misma canción y ponerle música para que baile.
- Comprenden más y están atentos a las palabras y a las expresiones, no dudar en decirle cuando no se debe de hacer algo.

12–18 meses

- En esta etapa el lenguaje aumenta cada día, los padres no deben de alarmarse si todavía no habla ya que puede estar ocupado en su desarrollo motriz, cuando esté más afianzado en su postura puede mostrar más atención al lenguaje; sin embargo el lenguaje comprensivo si aumenta rápidamente a diferencia del expresivo.
- Enseñarle el sonido de los animales y darles el respectivo nombre de cada animal, el adulto no debe de decirle miau al gato sino que cuando el niño vea un gato y diga miau el adulto le responde: si el gato.
- Darle libros con dibujos grandes y de colores, repetirle las palabras correctamente sin corregirlo de esta manera evitamos la frustración al comunicarse y aprende a decir la palabra correctamente por medio de la repetición.
- Jugar todos los días un ratito con el niño sin exigirle.
- Preocuparnos: No señala con el dedo lo que quiere y no emite sílabas redobladas: "ta-ta-ta". No utiliza gestos para llamar la atención, pedir o rechazar y no identifica, cuando se le nombran, objetos o personas familiares.

18-24 meses

- En esta etapa utiliza tanto el lenguaje comprensivo como el expresivo, sigue utilizando muchos gestos.
- Dice su nombre, trabajar ubicación espacial (arriba, abajo, adentro, afuera), dar órdenes simples, oraciones de dos palabras.
- Leerle cuentos, explore en diferentes lugares, no hablarle con un lenguaje infantil, dejarlo hacer las cosas por el mismo bajos supervisión, pedirle ayuda en tareas de la casa y felicitarlo.
- Preocuparnos: No ha comenzado a decir palabras con sentido (agua, papá) y no comprende palabras cotidianas sin gestos.

24-36 meses

- Se refiere a si mismo como yo.
- Forma oraciones más largas, hace preguntas del por qué.
- Entiende los opuestos (arriba-abajo) seguir estimulando por medio de preguntas, juegos.
- Estar en contacto con otros niños, respetar sus preferencias y escuchar atentamente los comentarios, armar rompecabezas, juegos de clasificar objetos según su categoría.
- Preocuparnos: No usa frases de dos palabras y no comprende órdenes sencillas.

Es importante lograr el contacto visual para demostrarle que le está poniendo atención o para captar su atención.  Se le debe de enseñar a los niños a escuchar y estimular su comprensión: hablarles de forma clara y con pocas palabras (se va aumentando la longitud de la oración si el niño comunica más).

Explicarles todo lo que se va a realizar durante el día y lo que se está realizando.

Juegos para la estimulación del lenguaje

  • Miradas: Cuando el niño enfoca la mirada en el adulto, debemos verlo a los ojos y decirle sentimientos agradables, cuando deje de ver no hablar más hasta que se vuelva a lograr el contacto visual y volver hablar con palabras suaves y cariñosas tomando en cuenta que se utiliza un habla clara, sencilla y no infantilizado.

  • Cuentos: Es importante a una hora del día leerles un cuento ya que amplia su vocabulario, desarrolla su imaginación, lenguaje. Enseñarle a pasar las hojas, ir nombrando lo que se ve, tocar las texturas si el libro posee, que el niño cuente lo que ve, leerlos ellos mismos por medio de las imágenes, escuchar cómo se los contamos, o les podemos preguntar dónde está un objeto concreto en las ilustraciones.

  • Espejo: Para desarrollar el lenguaje oral, es fundamental que el niño haga ejercicios de articulación y pronunciación. Sentarnos frente a un espejo y hacer diferente ejercicios con la lengua, labios, mejillas. Jugar de que el niño debe de imitar a el adulto o viceversa, ya sea muecas, sonidos, gestos con las manos. Adivinar la emoción que esta haciendo el adulto o el niño.

  • Cantar con diferentes tonos: Cantar normal, después bajo, alto, agudo, grave, ir variando la forma que cantamos en el transcurso de la canción.

  • Animales: Se le puede dar significado a los sonidos que produce el niño, el adulto produce el sonido haciendo acercamientos al sonido de un animal si el niño lo produce incentivarlo.Un libro con imágenes e ir reproduciendo los sonidos de cada animal.

  • Ritmo: Realizar palmadas, producir sonidos con cucharas en la mesa, tambores, maracas; el niño debe de imitar la misma cantidad de golpes que realiza el adulto.

  • Descubrir sonidos: Imitar el sonido que se escucha, ejemplo un carro (brrr), el agua al salir del tubo (shhh).

  • Ejercicios de soplar: Burbujas, pitos, pajillas en un vaso con agua, confeti, etc.

  • Títeres: Contar la historia junto con el adulto, o solo el niño cuenta la historia, viceversa. Se le realizan preguntas de la obra. Otra forma de mejorar el lenguaje es organizar juegos de disfraces y de dramatización.

  • Canciones: Cantar diferentes canciones y que se tengan que llevar a cabo diferentes expresiones, bailes.

  • Simón dice: Darle órdenes al niño y poco a poco ir aumentando el número de órdenes.

  • Juegos de casita, supermercado, salón de belleza: Este tipo de juegos estimulan el lenguaje, interacción social, e imitan el comportamiento del adulto y las expresiones verbales.

  • Categorías: Diferenciar entre dos categorías que tenga que ponerlas en el lugar correspondiente de cada una.

  • Adivinanzas: Dar pistas del objeto que se escogió y poco a poco ir descartando los otros que existen.

  • Dibujos y Fotos: Comentar de personas conocidas, paseos que se hicieron aumentan su vocabulario, reconoce personas, lugares y animales, pedirle que encuentre algún objeto en la foto.

  • Veo, Veo: Dar pistas de un objeto que esté en el lugar que se encuentran y el niño debe de adivinar que es.

  • Esquema Corporal: Cuando el niño está jugando con un muñeco ir nombrando las diferentes partes del cuerpo, señalarle las partes y tocarlas. Los momentos del baño también se pueden aprovechar para hacer las preguntas de donde está cada parte sobre sí mismo, así podrá descubrir su propio cuerpo.

  • Los colores: Enseñarle los colores primarios, mostrarle el color, un objeto con el color, pedirle la manzana roja y después solo se le pide el color. Por último es hasta que el niño nombre el color por si solo.

  • Buscar: Decirle a el niño que busque dentro de  la bolsa, cartera, bulto o caja, lo que se le indique.

Cada niño se desarrolla a a su ritmo, lo importante es observar de que evolucione y no se llegue a estancar en alguna etapa. Observar que tenga un lenguaje comprensivo ya que sin este lo que comunique no va a tener ningún sentido.

comments powered by Disqus