Lunes 23 de Septiembre

Lucha Contra la Obesidad

Dificultad para reducir las cifras

Por: Comunicación Corporativa

El entorno impacta la lucha contra la obesidad, de acuerdo a los hallazgos publicados en la sección especializada en temas médicos The Lancet (2014), la obesidad y el sobrepeso aumentaron 27.5% en adultos y 47.1% en niños desde 1980.

San José, 12 de noviembre de 2015.- El 12 de noviembre, se celebra el día Mundial Contra la Obesidad, y aunque para cada persona que lucha contra el sobrepeso y la obesidad, esta es una batalla personal, la Organización Mundial de la Salud, informa que cada año mueren 2.8 millones de personas alrededor del mundo por este problema.

Según la prestigiosa revista The Lancet, en este proceso el entorno es determinante. En la serie Obesity, publicada en 2015, la revista afirma que “la interacción entre las preferencias alimentarias y el entorno en que estas preferencias son aprendidas, expresadas y reevaluadas tienen un rol central en la lucha global por disminuir los índices de obesidad”.

Según la publicación a pesar de los esfuerzos en los últimos años “ningún país ha logrado reducir los índices de obesidad”, y por esta razón tomar acciones que realmente logren un impacto es urgente y necesario. De la misma forma la OMS, asegura que “la responsabilidad individual solo puede ejercer plenamente sus efectos cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable y reciben apoyo para elegir opciones saludables”. La OMS moviliza a todas las partes interesadas que tienen una función crucial en la creación de entornos saludables y en la asequibilidad y accesibilidad de opciones dietéticas más saludables.

Ana Cristina Gutiérrez, asesora Nutricional, agrega que efectivamente el impacto del entorno es vital “lo primero es la familia, las elecciones de alimentos y la forma en que se preparan, los lugares que se eligen para salir a comer, y las preferencias que se expresan en el día a día crean hábitos que se vuelven determinantes en la salud de las personas. Además la publicidad, el acceso y el precio de los alimentos en nuestra comunidad hace que la balanza en ocasiones se incline a las opciones menos saludables.” Por esta razón la experta hace hincapié en el aprendizaje o reaprendizaje de las preferencias por alimentos más saludables, como responsabilidad personal para mantener una nutrición adecuada y disminuir el riesgo de obesidad y sobrepeso.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus