Miércoles 17 de Diciembre

Menopausia y Caída del Cabello

Por: ContigoSalud

Puede que usted esté experimentando pérdida de cabello,  un adelgazamiento de sus cejas o crecimiento de vello facial. Estas son algunos de los síntomas comunes de la menopausia. Pero, ¿Qué ocasiona esto? ¿Cómo puedo evitar estos problemas? Continúe leyendo y le contamos.

Pérdida del pelo en la menopausia

El adelgazamiento del cabello se conoce médicamente como alopecia androgénica y se presenta en aproximadamente la mitad de las mujeres mayores de 50 años, sin embargo puede comenzar en cualquier momento después de la pubertad. La alopecia es más común en mujeres que en hombres, pero es menos evidente, ya que rara vez causa la calvicie.

Varios estudios han demostrado que los efectos emocionales y psicológicos de la pérdida del cabello son más graves en mujeres que en hombres, dando lugar a una baja autoestima, ansiedad y bajo rendimiento laboral.

Si bien es cierto que en la menopausia las mujeres experimentan una disminución de estrógenos, la investigación ha demostrado que puede haber más de una hormona implicada en la pérdida de cabello. La pérdida de progesterona y alteraciones en las hormonas tiroideas durante la menopausia parecen también tener parte de la culpa.

Otras causas de la pérdida de cabello son los niveles de estrés, deficiencia de nutrientes o enfermedad. Si su pérdida de cabello es repentina, se recomienda realizarse un análisis de sangre para descartar niveles excesivos de andrógenos, una hormona que estimula las características sexuales masculinas. También se recomienda cada año hacerse exámenes de tiroides, glicemia y una evaluación reumatoide.

Tratamiento para la pérdida del pelo en la menopausia

Si usted está preocupado por la pérdida del cabello o el crecimiento de vello facial no deseado, es importante que visite a su médico para un examen. Analice como está su dieta, niveles de estrés, sueño y ejercicio.  Todos estos son parte importante de un estilo saludable. Las mujeres después de los 50 años deben optar por consumir un suplemento multivitamínico, ya que la capacidad para absorber ciertos nutrientes como calcio, vitamina D, hierro, disminuyen.

Su médico le puede recomendar algunos medicamentos como estrógeno, minoxidil (Rogaine), esteroides o metformina, utilizada comúnmente para la diabetes tipo 2. Si sus niveles de tiroides están alterados, su médico puede prescribir hormonas tiroideas.

Desde el punto de vista nutricional, los expertos recomiendan tener una dieta equilibrada, rica en frutas y vegetales frescos ricos en antioxidantes, lácteos descremados, proteína magra, granos enteros y grasas de origen vegetal como nueces, semillas, aceite de oliva y aguacate. El  té verde y té blanco son ricos en antioxidantes que pueden proteger su cuerpo contra la exposición a radicales libres.

Si usted ha tenido una pérdida de peso, puede que esto afecte la caída del cabello. Trate de mantener un peso usual y evite hacer dietas extremas. Hacer 30 minutos de ejercicio al día es recomendado como parte de un estilo de vida saludable.

El estrés es la pesadilla de la vida moderna, sin embargo es de los factores de riesgo más comunes para las enfermedades crónicas. El estrés también se ha vinculado con la pérdida de pelo.  Los niveles muy elevados de insulina y las hormonas de estrés pueden resultar en exceso de andrógenos (una hormona sexual masculina) que detiene el crecimiento de cabello en la cabeza. Así que haga un balance en su vida y si pasa muy estresada busque formas de relajarse como yoga, Pilates, hacer ejercicio, salir a caminar con el perro, leer un libro, entre otros.  Recuerde dormir lo suficiente, al menos 7 horas al día.

comments powered by Disqus