Sábado 20 de Abril

Mi Hijo Se Está Enfermando Mucho

Conozca por qué es y qué hacer al respecto.

Por: Dr. Joaquín Acuña, Pediatra

Algunos niños tienden a presentar infecciones respiratorias frecuentes, adquieren un resfriado tras otro, cuando esto sucede, los padres se preguntan: ¿es normal que mi hijo se esté resfriando tan frecuente?

En general, los niños empiezan a presentar resfriados alrededor de los 6 meses de edad. Durante los primeros años de su vida (6 meses a 4 años de edad), presentarán hasta 10 episodios por año que pueden durar de 7 a 14 días. Posteriormente, durante la primaria, el promedio bajará a 5 ó 6 episodios por año y finalmente durante la adolescencia presentará los mismos episodios que en la edad adulta que son cuatro por año aproximadamente. Es por ello que el termino "mucho" resulta muy relativo y debe de ser evaluado más respecto a la severidad que a la frecuencia de los cuadros.

El 50% de los niños que se enferman con frecuencia corresponden a niños sanos (crecimiento y desarrollo adecuados) con cuadros de origen viral sin causa orgánica definida, un 30% son niños atópicos no controlados lo que predispone a infecciones recurrentes, un 10% van a estar relacionados a una enfermedad crónica de fondo y el restante 10%  podría corresponder a una inmunodeficiencia.

Los factores de riesgo identificados en este grupo de niños son: acudir a guardería, hermano mayor que acude a guardería, fumado en miembros de la familia, uso de chupones o chupetas, no lactancia materna, cambios de temperatura e inmadurez del sistema inmune.

¿Cuándo deberíamos preocuparnos si nuestro niño se enferma con frecuencia?

- Hay compromiso de peso y talla
- 4 o mas infecciones con antibióticos en un año (otitis, sinusitis, faringoamigdalitis)
- 2 o mas infecciones severas al año (neumonías, meningitis) que requieren de hospitalización.  

Lo más importante es tener confianza en tu pediatra, quien debe explicarte que hacer y formas de poder disminuir la frecuencia de las infecciones ya que prometer evitar las infecciones es algo irreal e imposible sobre todo en los niños que acuden a una guardería.

En ocasiones el sacar a un niño de la guardería de forma temporal puede ser la solución. El uso de vitaminas, inmuno-estimulantes u otras sustancias que mejoran las "defensas" del niño es controversial, sin embargo es bueno probar algunas de estas medidas ya que en algunos niños podemos obtener mejoras importantes y no producimos daño alguno.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus