Viernes 18 de Agosto

Mitos Sobre el Entrenamiento de Pesas

Pierda el temor a hacer pesas

Por: Carlos Zúñiga, Promotor de Salud Física y Entrenador Personal

El crecimiento muscular mediante el entrenamiento contra resistencia (uso de pesas, aparatos mecánicos, poleas) es un proceso saludable que proporciona muchos beneficios para la salud de las mujeres, sin embargo esta práctica a menudo no se realiza de forma adecuada o se evita por temor a convertirse en ”demasiado grandes”.  

Muchas veces como entrenador de pesas me he aproximado a una señora o señorita que esté haciendo pesas y le he sugerido muy sutilmente que agregue un poco más de peso, ya que a leguas se nota la gran facilidad con lo que está realizando el movimiento. Las respuestas casi siempre son las mismas: “No jamás yo no quiero tener músculos grandes”, “No quiero parecerme a un hombre, lo que quiero es perder peso”, "En la revista leí que esto me ayuda a quemar más grasa”… y así un incontable número de respuestas que solo demuestran el desconocimiento que existe alrededor de esta práctica.

Lo que sucede es que siempre han existido una serie de mitos y falsas creencias que han surgido a través del tiempo en donde vemos a mujeres con grandes músculos en los medios de comunicación, provocados principalmente por el uso indiscriminado de esteroides. La mayoría de estos mitos han sido totalmente negados por las investigaciones científicas y otros simplemente descartados por los mismos principios biológicos del cuerpo humano.

A continuación dos de los mitos que más afectan en el entrenamiento en las mujeres para realizar su entrenamiento en forma efectiva, y el porqué estos mitos están fuera de la realidad.

1. Es mejor hacer más repeticiones con menos peso para quemar más grasa y definir los músculos.

Esta forma de entrenar no va a lograr quemar tejido graso, ya que es muy poco lo que contribuye para que el cuerpo logre metabolizar las grasas como fuente de energía. Aunque realice miles de repeticiones no se logrará definir los músculos; las altas repeticiones se utilizan específicamente en deportes en donde se quiera mejorar la resistencia muscular.

2. El entrenamiento con pesas me hace más musculosa y masculina.

Existen diferencias muy marcadas entre hombres y mujeres a nivel hormonal y anatómico. A nivel hormonal, la mujer posee una menor concentración de la hormona anabólica testosterona (formadora de músculo).  El hombre posee 10 veces más testosterona en sangre que las mujeres, por lo tanto rara vez las mujeres desarrollan músculos demasiado grandes o varoniles sin el uso de fármacos.

A nivel estructural, la mujer posee menos fibras musculares que los hombres. Este aspecto influye en una menor masa muscular entre un 5 y 8%. Estos dos aspectos son poderosos argumentos para desmitificar el argumento del aumento muscular similar al de los hombres. 

El objetivo general del entrenamiento con pesas, salvo que se tenga algún objetivo en algún deporte específico, es mejorar la composición corporal, es decir más tejido muscular y menos tejido graso. El ejercicio con pesas ejecutado con la intensidad adecuada lo que provoca es un aumento del tejido muscular por adaptación en la fibra muscular, por lo tanto este aumento provocará un metabolismo más eficiente agilizando la disminución del tejido graso. Si deja de entrenar o utiliza cargas muy livianas, estas adaptaciones no se lograrán. 

Es recomendable realizar entre 12 y 15 repeticiones con un peso adecuado con el fin de lograr un estímulo en las fibras de contracción rápida, más susceptibles a la hipertrofia (aumento de la fibra muscular). Los beneficios que se obtendrán con esta forma de entrenamiento son: mantenerse sano, prevenir la osteoporosis y compensar el proceso natural de envejecimiento, que conduce a la pérdida de masa muscular y a la discapacidad posterior.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus