Lunes 23 de Septiembre

Nueva Escuela: Consejos Para Una Mejor Adaptación

Por: M.Psc. Sharon Castro, Psicopedagoga

Empieza un nuevo año escolar y muchos niños no solo están por comenzar un grado diferente al anterior, sino también se enfrentan a un cambio de escuela. En la mayoría de los casos la decisión de cambiar de escuela ha sido tomada por los padres y los niños no han tenido participación en ella. Sin embargo, es importante explicarles los motivos del cambio con el fin de que el niño sienta que lo tomaron en cuenta. Esto evitará que el niño sienta que fracasó, ya que si es así, irá desmotivado e inseguro y podría afectar su rendimiento escolar.

En algunos casos, hay un rechazo inicial por parte del niño, ya que como seres humanos funcionamos bajo rutinas establecidas y nos causa incertidumbre cuando estas son distintas. Los cambios por lo general generan ansiedad y angustia, ya que no sabemos a lo que nos vamos a enfrentar. Para el niño el no conocer a su maestra, tener nuevos compañeros, distintas áreas de juegos, reglas escolares diferentes, y nuevo transporte (en caso de que lo tenga), crea una serie de confusiones e incertidumbre especialmente para aquellos que son inseguros.

La actitud con la que los padres tomen este cambio es de suma importancia ya que si están nerviosos, esto se verá reflejado en el comportamiento de sus hijos. Este acontecimiento también viene acompañado de cambios a nivel familiar. Todo padre debe informarse adecuadamente de los servicios y normas de la nueva escuela. Detalles como la comida a la que el niño tenga acceso, hora de entrada y salida, con cuanta frecuencia tienen tareas y pruebas cortas, entre otros, le permitirán preparar con anticipación a sus hijos.

Unos días antes de entrar a clases, los padres deben repasar la nueva rutina con sus hijos, con el fin de que el cambio no sea tan drástico. Motive a sus hijos contándoles de las ventajas de la nueva escuela, sin crearles muchas expectativas, ya que hay una posibilidad de que la realidad sea distinta a la que se esperaba. Vaya con su hijo a conocer la nueva escuela y el salón de clases, para que se sienta un poco más familiarizado con el ambiente. Déles la confianza que necesitan para que se sientan seguros y tranquilos y esperen ese día con  entusiasmo.

Por último, los padres deben estar preparados para el rechazo los primeros días y no desesperarse por esto, es normal que el niño tenga su periodo de adopción y que los primeros días extrañe a sus antiguos compañeros, maestras y su escuela. Conforme pasen los días el niño hará nuevas amistades y se adaptará al nuevo centro educativo.

comments powered by Disqus