Sábado 25 de Mayo

Nutrición y Síndrome del Ovario Poliquístico

Es el desorden endocrino más común en mujeres.

Por: Dra. Marianela González, Nutricionista

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOPQ) es una condición que padecen algunas mujeres en edad fértil y se refiere principalmente a la presencia de múltiples folículos en los ovarios.

Aunque se nombra poco, es el desorden endocrino más común en mujeres, afectando a un estimado de 5 a 10% en edad reproductiva.

Mientras al principio se pensó que era solo un problema de fertilidad, ahora se reconoce que es un desorden metabólico. Los desórdenes del metabolismo que implica ponen a quienes lo sufren en mayor riesgo de Diabetes tipo 2, enfermedad del corazón e incluso se ha sugerido que puede aumentar el riesgo algunos tipos de cáncer.

Este trastorno o enfermedad, se cree ser genética o hereditaria, y presenta varias manifestaciones consecuencia de tres condiciones específicas:

  1. Resistencia a la insulina: significa exceso de insulina en respuesta a defectos en el control de la glucosa sanguínea, se considera un estado pre-diabético.
  2. Hiperandrogenismo: significa una sobreproducción de hormonas masculinas y por lo tanto, aparición de acné, hirsutismo (exceso de vello) y trastornos de ovulación.
  3. Trastornos del control hormonal del ovario: significa alteración en la concentración de las hormonas responsables del ciclo de ovulación.

¿Cómo saber si sufro de SOPQ?

Uno de los principales complicaciones al diagnosticarlo es que no todas las mujeres presentan los mismos síntomas o con la misma severidad. De hecho, presentar quistes no es una condición para el diagnóstico. Algunos síntomas de SOPQ son los siguientes:

Nutricionales

Dermatológicos

Emocionales

Reproductivos

- Aumento de peso rápido
- Resistencia a insulina, diabetes
- Hiperlipidemia

- Hirsutismo: exceso de vello corporal
- Problemas piel: acné, acantosis nigricans (costra café en pliegues como en el cuello)
- Calvicie androgénica

- Depresión
- Ansiedad
- Cambios fuertes estado de ánimo

- Ciclos menstruales irregulares
- Sangrados vaginales anormales
- Infertilidad

El Consenso de Rotterdam, definió en el año 2004, que el diagnóstico requiere la presencia de al menos dos de las siguientes condiciones:

  1. Amenorrea (>6 meses sin menstruación en ausencia de embarazo)  u oligomenorrea (<8 periodos por año, ciclos mayores de 45 días o ambos)
  2. Signos bioquímicos o clínicos de hiperandrogenismo
  3. Ovarios poliquísticos

En el artículo: "Rol de la Resistencia a la Insulina en la Patogénenis del Síndrome del Ovario Poliquístico" de la Revista Ginecología y Obstetricia, se comenta que: “Entre 50 y 80% de mujeres con SOPQ son obesas, y la mayoría de mujeres con SOPQ tiene una historia de aumento de peso, previo al inicio de la oligomenorrea”.

También se comenta que: “La obesidad está caracterizada por la presencia de resistencia a la insulina, acompañada por una hiperinsulinemia compensatoria. Recientemente se ha llegado a establecer que la resistencia a la insulina, así como la hiperinsulinemia acompañante, son hallazgos prominentes en las mujeres con SOPQ. Aún las mujeres no obesas con SOPQ presentan hiperinsulinemia insulinorresistente; las evidencias sugieren que la hiperinsulinemia juega un rol importante en la patogénesis de este trastorno”.

Esta información demuestra una relación directa entre SOPQ y el sobrepeso u obesidad, por lo tanto las personas con este padecimiento deben llevar un control de peso muy estricto.

Algunos estudios mencionan que un adecuado control de la resistencia a la insulina, aún sin una pérdida de peso significativa, puede ayudar a una restaurar el funcionamiento de los ovarios, el ciclo menstrual y los niveles de fertilidad.

La insulina es la hormona que transporta el azúcar en la sangre. La resistencia se da cuando las células no responden a las cantidades usuales de insulina. Como consecuencia el cuerpo empieza a producir más insulina de lo normal, lo que provoca los efectos indeseados del SOP.

¿Cómo debe ser la dieta?

A a la hora de diseñar un plan de alimentación para una persona diagnosticada con SOPQ se debe considerar el aporte calórico y también la calidad de los alimentos recomendados, ya que debido a la resistencia a la insulina, dicha dieta debe semejar la dieta de un paciente diabético.

En estos casos se recomienda una dieta hipocalórica o normocalórica, según el IMC (Índice de masa corporal), ya que si el paciente tiene sobrepeso se recomienda que llegue a un rango de peso normal, para tener un mejor de control de su enfermedad.

Con respecto al aporte de  proteína y grasa de la dieta, se recomienda una dieta normoproteica y modificada en grasa, o sea un poco más baja en grasa que una dieta normal, ya sea para reducción de peso o mantenimiento.

Lo más importante que se debe considerar en la dieta de personas con SOPQ es el tipo de carbohidratos que se deben incluir en su plan de alimentación diario. Estos CHO deben ser complejos preferiblemente e incluir muy pocos carbohidratos simples, además se recomienda eliminar el azúcar refinada, postres, repostería dulce, entre otros.

Al igual que para un diabético, en estos casos se aconseja hacer varios tiempos de comidas durante el día, con el fin de lograr un mejor funcionamiento de las hormonas involucradas en el proceso de la digestión, entre ellas la insulina.

La recomendación es realizar 6 tiempos de comida todos los días; 3 tiempos principales y 3 meriendas (media mañana, media tarde y colación nocturna).  De esta forma se logra una ingesta continua (cada 3 horas aproximadamente) de alimentos y se evitan los “picos”de azúcar y/o de insulina, lo cual puede causar descompensaciones a lo largo del día y la noche.

Con respecto a los alimentos fuente de carbohidratos, los más recomendados son aquellos con un bajo índice glicémico y un adecuado aporte de fibra. Por ejemplo, granos integrales como avena integral, arroz integral, pasta y pan integral; vegetales y frutas con cáscara y leguminosos como  los frijoles,  los garbanzos y las lentejas. El aporte de carbohidratos simples, como azúcar de mesa, mieles y siropes, debe ser un 10% o menos del valor calórico total, indicado para cada día.

Lea También: Indice Glicémico de los Alimentos

Para las personas que padecen de Síndrome de Ovario Poliquístico (SOPQ) lo más importante es tener un peso adecuado para un mejor control de la enfermedad. Deben realizar varios tiempos de comida a lo largo del día con alimentos de todos los grupos, o sea  tratar de incluir carbohidratos, proteínas y grasa en todas sus comidas.  Y  deben estar pendientes de incluir alimentos fuente de fibra dietética y evitar los postres.

Lea También: Dieta: Síndrome del Ovario Poliquístico

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus