Martes 12 de Diciembre

Nutrientes Para Una Buena Salud Cardiovascular

Protega su corazón naturalmente.

Por: Karla Barrenechea, Nutricionista

Cuando hablamos de mejorar la salud cardiovascular, la dieta juega un papel esencial. Es por eso incluir en su dieta alimentos ricos en nutrientes no solo le va a ayudar a tener una buena salud del corazón sino que una buena salud en general.

Las enfermedades al corazón afectan en mayoría a los hombres, sin embargo es una condición que crece cada día más en las mujeres. Niveles insuficientes de estrógenos durante y después de la menopausia puede ser una causa, así como que también las mujeres de raza negra son las que mas lo padecen.

Es importante mencionar que los factores de riesgo o señales de alerta son los siguientes: presión arterial alta, arritmias o fibrilación, fumado, diabetes, colesterol alto, obesidad o nutrición pobre.

Tener un consumo adecuado de nutrientes para una buena salud cardiovascular es mas fácil de lo que usted imagina, pero si es necesario hacer consciencia de que su plan de nutrición incluya todos los grupos de alimentos con amplia variedad de nutrientes, y en las cantidades o porciones adecuadas para que no vaya a repercutir en el peso corporal.

Los siguientes nutrientes son considerados esenciales de consumir para la salud de su corazón:

Coenzima Q10

Las investigaciones preliminares indican que la CoQ10 produce pequeñas reducciones en la presión arterial (sistólica y diastólica, posiblemente). Además aumenta la oxigenación del tejido cardiovascular y se ha visto que previene recurrencias en personas que han tenido infartos. Personas con hipertenisón han mostrado tener niveles bajos de CoQ10.

La CoQ10 puede ser consumida como suplemento de 50-1,200 miligramos tomados  divididos durante el día.

EPA y DHA

Estos ácidos grasos esenciales reducen los niveles de triglicéridos en la sangre e incrementan los niveles de colesterol HDL, que son protectores del corazón. Incluya en su dieta 4 onzas de pescados azules como salmón, atún, sardinas o macarela 3 veces por semana. Si usted no es muy amante del pescado, puede optar por suplemento de cápsulas de Omega 3.

Vitamina C y bioflavonoides

Es un regulador sumamente importante de la presión sanguínea. La vitamina C es además un antioxidante que ayuda a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Está presente en mayores cantidades en las frutas de colores anaranjados o cítricos como la naranja, piña, fresas, toronja, guayaba, limón, mandarina, kiwi, además de vegetales como el tomate.

Los bioflavonoides tienen un efecto similar y es de ahí que se recomienda comúnmente una copa de vino tinto diario o jugo de uva. Si usted no consume licor, opte por el jugo de uva.

Calcio y magnesio

Estos minerales son importantes en el funcionamiento apropiado del corazón (cómo músculo). Consuma 2 a 3 porciones de lácteos bajos en grasa por día (leche descremada, yogurt bajo en grasa, queso).

Incluya magnesio en su dieta por medio de alimentos como frutas y vegetales, nueces, pescados, semillas, tofu, y cereales integrales.

Licopeno

Contiene carotenoides que disminuyen el colesterol malo (LDL) y su principal fuente es el tomate. Además, es muy conocido porque previene del cáncer de próstata en hombres, así que si usted no es de comer muchos vegetales, al menos consuma tomate o salsa de tomate natural en sus comidas.

Selenio

El papel del selenio en la salud se debe a su presencia en selenoproteinas. Muchos de estos selenoproteinas son enzimas que protegen contra el daño oxidativo. Una baja ingesta de selenio puede estar asociada con daño oxidante y un aumento del riesgo de enfermedades crónicas asociadas con el estrés oxidativo tales como el cáncer y la enfermedad cardiovascular. Las principales fuentes de selenio son pescados, mariscos, nueces, cordero, hongos, carne, etc.

Ajo

Los científicos han estudiado el ajo y coinciden en que es eficiente para disminuir la presión arterial y el colesterol en personas cuando se consume regularmente. El componente activo del ajo se conoce como alicina. Estas sustancias reaccionan con los glóbulos rojos de la sangre y producen el sulfido de hidrógeno que relaja los vasos sanguíneos y hace que la sangre fluya con facilidad.

Vitamina D

La evidencia sugiere quela deficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y está ligado a otros conocidos factores de riesgo de enfermedad cardiaca, como la presión arterial alta, la obesidad y la diabetes. Varios estudios han demostrado que las personas con bajos niveles de vitamina D tenían el doble de probabilidades de tener un ataque al corazón, derrame cerebral u otro evento relacionado con el corazón, en comparación con aquellos con mayores niveles de vitamina D.

La principal fuente de vitamina D es el sol. Las fuentes alimenticias principales son leche, salmón, sardinas, quesos, cereales, margarina  y jugos fortificados con vitamina D.

comments powered by Disqus