Domingo 20 de Octubre

Obesidad en Niños

Combata la obesidad infantil con estos sencillos pasos.

Por: Dra. Adriana Alvarado, Nutricionista

Tristemente hemos visto un aumento en los índices de obesidad en el mundo, especialmente en países como Estados Unidos, México, Venezuela, incluyendo Costa Rica. Si bien es cierto que la obesidad corre en las familias y tiene una influencia genética, también se da por los hábitos alimentarios en la familia, incluyendo la actividad física.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las proyecciones para el año 2020 apuntan a que Costa Rica será uno de los seis países con mayor obesidad en escala mundial, al lado de Venezuela, Guatemala, Uruguay, República Dominicana y México.

Muchos factores en el entorno conducen a una persona al sobrepeso, entre ellos:

  • El tipo y la cantidad de alimentos disponibles
  • Nivel de actividad física
  • Hábitos alimentarios en casa
  • El uso de los alimentos como recompensa o castigo
  • La cantidad de tiempo dedicado a ver televisión, usar la computadora y jugar videojuegos
  • Comer en restaurantes o lugares de comida rápida más de una vez a la semana
  • Consumo de bebidas endulzadas con azúcar
  • Malos hábitos de sueño

Pasar mucho tiempo frente al televisor o la computadora puede provocar aumento de peso. Estas actividades no utilizan mucha energía. Ver la televisión quema alrededor de 50 calorías por hora. En cambio jugar 1 hora puede hacer que el niño queme hasta 500 calorías por hora.

Hábitos comienzan desde la casa

Lo más importante es que usted como padre ayude a su hijo a ser activo todos los días. Y recuerde que el ejemplo empieza por usted. Incremente las actividades que incluyan ejercicio en familia como salir a andar en bicicleta, pasear al perro, jugar escondido, saltar la suiza, jugar futbol, clases de baile, etc. Limite el tiempo total en frente del televisor y la computadora a 2 horas por día. Esta es la recomendación de la Asociación Americana de Pediatría.

Con respecto a los hábitos alimentarios, reduzca la compra de alimentos procesados y altos en azúcar y calorías como jugos, helados, galletas, cereales, e incremente el consumo de frutas, vegetales, yogurt natural, queso blanco, proteínas magras y carbohidratos complejos en casa. Trate de hacer al menos 2 tiempos de comidas juntos. Enséñeles a sus hijos a comer despacio y masticar bien los alimentos, a disfrutar cada bocado y entender las propiedades nutricionales y beneficios de cada alimentos.

Para prevenir y tratar la obesidad, coma más en casa, y disminuya las comidas fuera de casa. Prefiera preparaciones saludables como asadas, a la plancha, a la parrilla, al horno, al vapor, en guisos, etc.

Factores emocionales

Los niños que están siempre con hambre pueden comer por razones EMOCIONALES. Podrán utilizar la comida para evitar sentimientos fuertes que pueden resultar incómodos o difíciles de manejar.

Si su hijo come como una forma de lidiar con los sentimientos, él puede olvidar lo que es el hambre. Si usted piensa que su hijo está comiendo excesivamente por razones emocionales, es importante buscar ayuda. Recuérdele a su hijo que las emociones son normales. Los alimentos no pueden resolver los problemas de nadie. Los alimentos pueden hacer que su niño se sienta mejor por un tiempo, pero los problemas siguen ahí. Lo más importante es establecer horarios de comida (desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena) y que su hijo sólo coma en esos tiempos de comida.

Algunos medicamentos pueden aumentar la ganancia o el apetito de peso, así como alguna enfermedad o trastorno del metabolismo. Así que consulte con el médico de su hijo acerca de esto.

Sencillos Pasos Para Recortar Calorías   

  1. Que los niños tomen sólo agua y leche baja en grasa (2% o descremada 0%). Evitar zumos y refrescos azucarados.

  2. Hacer ejercicio durante 30 minutos todos los días.

  3. Si comen carbohidratos, asegúrese de incluir proteína como pollo, carne, huevo, pescado, etc.

  4. Use un plato pequeño y evite que repitan porciones. Consumir máximo 1/2 taza de carbohidratos como papa, arroz, frijoles, pasta, etc. El resto que sea proteina y vegetales.

  5. ¿Qué tan grande es una porción? El tamaño de la palma de la mano de una persona es lo necesario para un niño.

  6. Masticar bien los alimentos y tomarse su tiempo.

  7. Si salen a comer fuera de casa, pregunte por agua, no refrescos. Pida a los niños media porción de algun plato fuerte o bien algun aperitivo que no sea frito.

Consejos adicionales para bebés y niños pequeños:

  1. Su niños no debe comer porciones del tamaño de un adulto.

  2. No haga que su hijo termine todo en su plato.

  3. Si no le gustan las verduras o no suele comerlas, trate de ofrecerlas de primera entrada. 

  4. Reduzca la cantidad de pasta y arroz y aumente los vegetales y proteina. 

  5. Limite la comida rápida 1 vez por semana y cambie los jugos por agua o leche, y las papas fritas por vegetales.

comments powered by Disqus