Miércoles 20 de Marzo

Obesidad Infantil

Se establece desde los primeros años.

Por: ContigoSalud

Un nuevo estudio de más de 7.000 niños ha encontrado que un tercio de los niños que tenían exceso de peso en el jardín infantil fueron obesos para el octavo grado. Y casi todos los niños que eran muy obesos permanecieron de esa forma.

Algunos niños de kínder, obesos o con sobrepeso, perdieron su exceso de peso, y algunos niños de peso normal engordaron durante los años. Pero cada año, las posibilidades de que un niño se deslice dentro o fuera de tener sobrepeso u obesidad disminuye. Para la edad de 11 años, habían pocos cambios adicionales: Los que eran obesos o con sobrepeso se quedaron de esa manera, y aquellos cuyo peso era normal no se convirtió en grasa.
"El mensaje principal es que la obesidad se establece muy temprano en la vida, y que se ve reflejada a través de la adolescencia y en la edad adulta", dijo Ruth Loos, profesor de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí en Nueva York.

Los resultados que se publicaron en el New England Journal of Medicine, no explican por qué se produce el efecto. Los investigadores dicen que puede ser una combinación de predisposición genética a ser pesado y factores ambientes que fomenten comer en exceso en las personas propensas a ella. Sin embargo, los resultados proporcionan una posible explicación de por qué los esfuerzos para ayudar a los niños a bajar de peso a menudo han tenido resultados decepcionantes. Los pasos se pudieron haber dirigido de manera demasiado amplia a todos los escolares, en lugar de enfocarse en aquellos que ya tenían grasa acumulada a edades muy tempranas.

En el estudio participaron 7.738 niños de una muestra representativa a nivel nacional. Los investigadores midieron la altura y el peso siete veces de los niños desde el kindergarten hasta el octavo grado.

Cuando los niños entraron al kindergarten, el 12,4% eran obesos - se define como tener un índice de masa corporal igual o superior al percentil 95 - y el 14,9% tenía sobrepeso, con un IMC igual o superior al percentil 85. Para el octavo grado, 20,8% eran obesos y el 17% tenía sobrepeso. La mitad de los niños obesos de kinder eran obesos cuando estaban en octavo grado, y casi tres cuartas partes de los niños de kinder muy obesos eran obesos en el octavo grado. El riesgo de que los niños de kindergarten obesos pudieran ser obesos en el octavo grado fue de cuatro a cinco veces el de sus compañeros más delgados, según el estudio.

La raza, el origen étnico y los ingresos familiares importaba en los niños más jóvenes, pero para el momento en que los niños con sobrepeso tenían 5 años, esos factores no afectaron el riesgo de ser gordo en años posteriores.

Según el estudio los niños con sobrepeso u obesidad a menudo eran bebés pesados, por lo menos 8,8 libras, algo que otros estudios también han encontrado.

Factor genético

Algunos investigadores de la obesidad dijeron que el nuevo estudio hace alusión a otro factor: la poderosa influencia de la genética en la obesidad, algo que puede ser un reto a superar.

Las influencias genéticas tienden a aparecer pronto en la vida, dijo el Dr. Stephen O'Rahilly, un investigador de la obesidad, que es un profesor de bioquímica clínica y medicina de la Universidad de Cambridge. "Sabemos desde hace 50 años que el IMC es muy heredable", dijo. El IMC no es tan heredable como la altura, dijo el Dr. Loos. Pero los genes no son necesariamente el destino. El ejercicio y una dieta saludable pueden reducir el riesgo de obesidad, pero no superarlo por completo.

Los niños pequeños pueden cruzar la línea entre peso normal y sobrepeso solo con ganar unas pocas libras. Para los adultos, puede ser de 20 a 30 libras. Una serie de estudios aleatorios con niños pequeños han demostrado que es posible detener o revertir el exceso de peso. Esto se puede lograr con reducir las horas enfrente del televisor y la computadora.

En conclusión, la genética juega un papel importante, pero si su hijo tiene predisposición genética a ser gordo, con mucha más razón ddebe tomar medidas desde pequeños, con ejercicio y buenos hábitos de alimentación.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus