Lunes 11 de Diciembre

Pacientes con Bulimia

Y la reacción de sus cerebros

Septiembre, 2017.

Una reciente investigación por parte de Journal of Anormal Psychology, sugiere que los atracones en personas con bulimia sirven como un escape a los pensamientos negativos en momentos de estrés agudo, dado que la Dra. Brittany Collins estudió las exploraciones cerebrales de las mujeres con y sin bulimia, y descubrió que sus cerebros reaccionan de manera diferente a las señales de alimentos. En las mujeres con bulimia, hay menos flujo de sangre en una parte del cerebro que está vinculado a la auto-reflexión.

Actualmente se sabe que antes de los episodios de atracones se presentan emociones negativas, las cuales tienden a disminuir después de estos. Ahora se ha descubierto la posible causa por medio del estudio de la función cerebral, en el cual se reclutó 10 mujeres con bulimia y 10 sin esta, y se tomaron imágenes de resonancia magnética de sus cerebros mientras miraban las fotos de los alimentos. Antes de someterse a sus exploraciones de resonancia magnética individuales, a las participantes se les dio la misma comida y esperaron una hora antes de entrar en el escáner. Mientras estaban en el escáner, a los participantes se les mostraron dos conjuntos de imágenes. El primer conjunto retrataba objetos neutros, incluyendo hojas y muebles, y el segundo conjunto comprendía fotografías de alimentos ricos en grasa y alto contenido de azúcar.

Después de la exposición a las señales de los alimentos, a los participantes se les pidió completar un problema matemático imposible de resolver. Después de intentar completar la tarea estresante, las mujeres volvieron al escáner y fueron expuestas a un conjunto diferente de señales de alimentos compuesto de fotografías de alimentos altos en grasa y alto contenido de azúcar.

Ambos grupos en estudio informaron niveles similares de estrés elevado después de la tarea estresante y niveles similares de reducción del estrés después de la segunda exposición a las señales de alimentos, e informaron que su antojo de comida subió después de ver las imágenes. Sin embargo, las imágenes de resonancia magnética de las mujeres con bulimia mostraron que al ver los alimentos después de la tarea de estrés, había una disminución en el flujo sanguíneo a través del precúneo, que es una región del cerebro asociada con pensar en sí mismo. Para las mujeres sin bulimia, hubo un aumento en el flujo sanguíneo a través de esta región.

El resultado sorprendió a los investigadores, que esperaban ver un aumento en el flujo de sangre a esta región, por lo que se realizó de nuevo el experimento en otro grupo de 17 mujeres con bulimia y encontraron que los resultados eran los mismos. Al igual que antes, las mujeres informaron sobre los niveles de estrés después de la tarea de estrés, y el aumento de la ansiedad por los alimentos después de la exposición al alimento.

Estos hallazgos son consistentes con la caracterización de comer compulsivamente como un escape de la autoconciencia y apoyar las teorías de la regulación emocional que sugieren que las mujeres con bulimia se alejan de la autoconciencia a causa de pensamientos negativos sobre el rendimiento o las comparaciones sociales y cambian de enfoque a un estímulo más concreto, como los alimentos.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus