Lunes 27 de Marzo

Problemas Comunes Durante la Lactancia

Dolor de pezón, congestión mamaria, mastitis...

Por: Dra. Susan Lascarez, Nutricionista

Es común que hoy en día las madres, sobre todo las primerizas,  tengan algunos problemas cuando deciden brindar lactancia a su bebé. La mayoría de los problemas se pueden tratar y resolver fácilmente pero lo primero que se debe hacer ante cualquier problema con el amamantamiento es consultar con un especialista en lactancia materna, médico o nutricionista.

Alimentar al bebé puede ser una experiencia maravillosa para la madre y el bebé, sin embargo, sentirse cómoda con el amamantamiento lleva tiempo y práctica. Las cosas que se pueden hacer para ayudar con este proceso abarcan:

  • Empezar a amamantar al bebé en el hospital, inmediatamente después del nacimiento.

  • Solicitar la ayuda de un especialista en lactancia o una enfermera para iniciarse.

  • Leer acerca de la lactancia antes de que nazca su bebé.

Dolor en el Pezon

Es común que se presente algo de dolor o molestia cuando el bebé comienza a alimentarse en los primeros días o semanas. Algunas madres lactantes describen el dolor en el pezón como una sensación de ardor, picazón o pellizco. Esta molestia desaparecerá con el tiempo.

El dolor en el pezón puede ser causado por muchos factores, como:

  • Técnicas de alimentación deficientes

  • Mala posición del bebé al amamantarlo

  • Cuidado inadecuado del pezón

Para muchas mujeres, no hay una causa clara del dolor en el pezón. Un simple cambio de posición del bebé mientras se alimenta puede aliviarlo. También se podría tener dolor en el pezón si el bebé continúa la succión a medida que se desprende de la mama, en este caso, se le puede ayudar al bebé a aprender a soltar el pezón, introduciéndole suavemente un dedo por un lado de la boca para interrumpir la succión.

La piel que está demasiado seca o muy húmeda también puede causar dolor en el pezón. La humedad puede deberse al uso de sostenes confeccionados con telas sintéticas (artificiales), las cuales pueden aumentar la sudoración y disminuyen la evaporación. El uso de jabones o soluciones para quitar los aceites naturales de la piel puede causar resequedad de ésta. El aceite de oliva, la leche exprimida y los aceites que contengan lanolina pueden ayudar aliviar los pezones agrietados.

Algunos bebés mastican o muerden los pezones cuando comienza la dentición. Darle algo frío y húmedo para que mastique unos minutos antes de amamantar puede ayudar a evitar este problema. Un paño limpio y húmedo del refrigerador funciona bien.

Congestión mamaria

La congestión mamaria es causada por la congestión de vasos sanguíneos en la mama. Las mamas se inflaman, se endurecen y duelen pero los pezones pueden no protruir para permitirle al bebé sujetarlos correctamente.

El reflejo de salida de la leche es una parte normal de la lactancia materna. La leche producida en las glándulas mamarias es secretada en los conductos galactóforos. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interferir con este reflejo y como resultado la leche se acumulará. El tratamiento abarca:

  • Aprender a relajarse y encontrar una posición cómoda.

  • Reducir las distracciones durante la alimentación, realizar un masaje suave y aplicar calor a la mama.

Amamantar con frecuencia (ocho veces o más en 24 horas) y durante al menos 15 minutos en cada alimentación también puede prevenir la congestión.

Otras formas de aliviar la congestión mamaria:

  • Alimente con más frecuencia o extraiga la leche manualmente o con un extractor o sacaleches. Los sacaleches eléctricos funcionan mejor.

  • Alterne tomando duchas calientes y usando compresas frías para ayudar a aliviar la molestia.

La demanda de leche del bebé determina la producción por parte de la madre. Las alimentaciones frecuentes, el descanso adecuado, la buena nutrición y el consumo apropiado de líquidos pueden ayudar a mantener un buen suministro de leche.

Un conducto galactóforo puede obstruirse. Esto puede suceder si el bebé no se alimenta bien, si la madre omite las alimentaciones (es común cuando el niño está destetando) o si ella usa un sostén apretado. Entre los síntomas de un conducto galactóforo obstruido se pueden mencionar la sensibilidad, el calor y el enrojecimiento en un área de la mama o una protuberancia que se puede sentir cerca de la piel.

Mastitis

Una infección de la mama (mastitis) causa músculos adoloridos, fiebre y un área roja, caliente y sensible en una mama. Consulte con el médico si presenta estos síntomas.

Las infecciones de la mama ocurren con frecuencia en madres que:

  • Están estresadas o exhaustas

  • Tienen pezones agrietados, conductos galactóforos obstruidos o congestión mamaria

  • Han estado omitiendo alimentaciones

  • Usan un sostén apretado

Con frecuencia el tratamiento incluye:

  • Tomar antibióticos para la infección

  • Aplicar compresas calientes y húmedas sobre el área infectada

  • Descansar

  • Usar un sostén cómodo entre alimentaciones

Continuar amamantando de la mama afectada estimulará la curación. La leche materna es segura para el bebé, incluso si usted tiene una infección mamaria. Es importante continuar la lactancia de las dos mamas. Esto evitará la congestión mamaria mayor.

Si el amamantamiento es demasiado incómodo, entonces se recomienda la extracción manual o con sacaleches. Usted puede ensayar ofreciendo la mama sana primero hasta cuando se presente la salida de leche, para evitar el malestar. Consulte con el médico respecto a las formas de manejar este problema.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus