Martes 19 de Noviembre

Pronóstico de un Bebé Prematuro

¿Cuál es el pronóstico de los bebés que nacen antes de la semana 28?

Por: ContigoSalud

¿Cuál es el pronóstico de los bebés que nacen antes de la semana 28?

La mayoría de los bebés nacen con un peso extremadamente bajo al nacer (menos de 2 libras y 3 onzas; 992 gramos). Casi todos requieren de tratamiento con oxígeno, surfactante y asistencia mecánica para ayudarles a respirar.

Estos bebés son demasiado inmaduros para succionar, tragar y respirar al mismo tiempo, por lo que deben ser alimentados a través de la vena (por vía intravenosa) hasta que desarrollen estas habilidades. A menudo, aún no pueden llorar (o no se les puede escuchar por el tubo en su garganta), y duermen la mayor parte del día. Estos bebés pequeños tienen poco tono muscular, y la mayoría se mueven muy poco.

Los bebés que nacen en este momento se ven muy diferentes a los bebés a término. Su piel está arrugada y de color rojizo-púrpura, y son tan delgados que se les pueden ver los vasos sanguíneos. Su cara y su cuerpo están cubiertos de un pelo suave llamado lanugo. Debido a su edad pre término, estos bebes no han tenido tiempo de acumular grasa. Muy probablemente, sus ojos están cerrados y no tienen pestañas.

Estos bebés tienen mayor riesgo de complicaciones. Sin embargo, la mayoría de los bebés nacidos después de la semana 26 de gestación pueden sobrevivir, y deben enfrentarse a una estancia prolongada en el la unidad de cuidado intensivo neonatal (UCIN). Desafortunadamente, alrededor del 25% de estos bebés muy prematuros desarrollan serias incapacidades permanentes, y hasta la mitad pueden tener problemas más leves, como el aprendizaje y problemas de comportamiento.

Bebés nacidos entre la semana 28 a 31

Estos bebés se ven muy similares a los bebés que nacen antes, a pesar de que son más grandes (por lo general pesan entre 2 y 4 libras; 907 y 1800 gramos), y tiene más probabilidades de sobrevivir (96%).

La mayoría requieren tratamiento con oxígeno, surfactante y asistencia mecánica para ayudarles a respirar. Algunos de estos bebés pueden ser alimentados con leche materna o fórmula a través de un tubo de rosca a través de la nariz o la boca hasta el estómago, aunque otras necesitan ser alimentados por vía intravenosa.

Algunos ya pueden llorar y se mueven más.  Un bebé que nace en este momento ya puede agarrar un dedo. Estos bebés pueden abrir sus ojos, y comienzan a mantenerse despiertos y alerta durante períodos cortos.

Los bebés que nacen de la semana 28 a la 31 corren el riesgo de complicaciones médicas. Sin embargo, estas complicaciones son menores que la de los bebés que nacen antes. Los bebés que nacen con un peso muy bajo al nacer (menos de 3 libras, 4 onzas;  1474 gramos) tiene mayores complicaciones.

Bebés que nacen entre la semana 32 a 33

Alrededor del 98% de los bebés que nacen en este momento sobreviven. La mayoría pesan entre 3 y 5 kilos y son más delgados que los bebés a término. Algunos pueden respirar por sí mismos, y muchos sólo necesitan oxígeno suplementario para poder respirar.

Algunos pueden ser amamantados o alimentados con biberón, pero aquellos que tienen dificultades para respirar probablemente necesitarán alimentación por sonda.

Los bebés que nacen en este momento tienen menos riesgo de desarrollar incapacidades graves, sin embargo sí están en riesgo de sufrir problemas de aprendizaje y comportamiento.

¿Los bebés nacidos entre la semana 34 a la 36 tienen "riesgo de problemas médicos?

Los bebés que nacen entre la semana 34 y 36 son prematuros tardíos y por lo general son más sanos que los bebés que nacen antes, y tienen la misma probabilidad de sobrevivir que los bebés a término. Los bebés prematuros tardíos suelen pesar entre 4 ½  y 6 kilos, por lo que todavía pueden parecer más delgados que los bebés a término.

Estos bebés tienen mayor riesgo que un bebé a término de sufrir problemas de salud, incluyendo problemas respiratorios y de alimentación, dificultades que regulan la temperatura corporal e ictericia. Estos problemas suelen ser leves y la mayoría de los bebés se recuperan rápido.

La mayoría de estos bebés pueden ser amamantados o alimentados con biberón, aunque algunos (especialmente aquellos con problemas respiratorios leves) pueden necesitar una sonda de alimentación por un breve tiempo. Se estima que a la semana 35, el peso del cerebro es cerca de dos tercios que el de un bebé a término. Los bebés prematuros tardíos tienen poca probabilidad de desarrollar discapacidades graves provocadas por el nacimiento prematuro, pero pueden tener un riesgo más alto para el aprendizaje sutil y problemas de comportamiento.

comments powered by Disqus