Martes 21 de Febrero

Proteína y su Corazón

Mejora la salud cardiovascular

Por: Dra. Susan Láscarez G., Nutricionista

El consumo de alimentos fuente de proteína en la dieta ha sido un tema que ha generado controversia en muchas ocasiones, sobre todo en la población deportista donde su uso se puede ver incrementado sin medida.

La Universidad de Anglia del Este en Inglaterra, publicó recientemente un estudio donde muestran que el consumo de alimentos ricos en aminoácidos podría ser tan bueno para el corazón como dejar de fumar o hacer más ejercicio. En él se revela que las personas que consumen altos niveles de ciertos aminoácidos que se encuentran en la carne y en las proteínas de origen vegetal, tienen menores niveles de presión arterial y de rigidez arterial.

Los investigadores estudiaron el efecto de siete aminoácidos en la salud cardiovascular entre casi 2.000 mujeres con un índice de masa corporal saludable.
Estudiaron su dieta y la compararon con las medidas clínicas de la presión arterial y el grosor de los vasos sanguíneos y su rigidez.

Se encontró una fuerte evidencia de que las personas que consumían mayores cantidades de aminoácidos tenían medidas inferiores de la presión arterial y la rigidez arterial. Pero también se encontró que la fuente de alimento era importante, una mayor ingesta de aminoácidos a partir de fuentes de origen vegetal se asoció a la presión arterial más baja, y una mayor ingesta de fuentes de proteína de origen animal se asoció con niveles más bajos de rigidez arterial.  Los siete aminoácidos estudiados fueron: arginina, cisteína, ácido glutámico, glicina, histidina, leucina, tirosina y se encuentran tanto en fuentes animales como vegetales.

Esta relación inversa entre el consumo de aminoácidos y los niveles de presión y rigidez arterial se comparó con la que tienen factores de protección como el bajo consumo de sal, la práctica de actividad física, el no fumar y el bajo consumo de alcohol.

La importancia de este estudio radica en que al considerar el consumo de estos aminoácidos un factor de protección cardiovascular, se puede promover como medida económica de prevención para este tipo de patologías.

La hipertensión arterial es uno de los factores de riesgo más potentes para el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Una reducción en la presión arterial conduce a una reducción de la mortalidad causada por un accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca coronaria.

comments powered by Disqus