Jueves 22 de Agosto

Secretos Para Un Buen Queque

9 consejos útiles para tomar en cuenta

Por: ContigoSalud

Cocinar un queque o pastel es similar a hacer un experimento en el laboratorio, ya que todos los procedimientos, desde medir, mezclar y hornear, tienen su ciencia para que el pastel quede perfecto. Al combinar los ingredientes se dan reacciones químicas que benefician o alteran los resultados finales. Con estos 10 consejos usted podrá asegurarse que su pastel va a quedar delicioso y no tendrá que tirarlo a la basura.

1. Los buenos resultados comienzan en el tazón.

Los ingredientes se deben agregar en un orden específico para que la receta funcione.  En los pasteles de mantequilla, como queque seco o pasteles de capas, para conseguir una textura suave y fina, la grasa se debe batir con el azúcar hasta que quede cremosa, luego agregar los huevos uno por uno, y por último alternar entre los ingredientes secos y el líquido. Asegúrese de seguir las instrucciones de la receta paso a paso. 

2. Conozca su horno.

Hornee el pastel en el centro (muy cerca de la parte superior o inferior pueden causar que se dore en exceso). No abra la puerta del horno hasta que el tiempo establecido haya finalizado. Para comprobar el punto de cocción, presione ligeramente el centro de la torta con un dedo, y si que se devuelve, ya está listo. O bien, introduzca un palillo de dientes, si sale limpio es que está listo.

3. Seleccione el molde adecuado.

El tamaño es importante ya que si utiliza un molde más pequeño, la torta puede desbordarse. El tamaño es especificado en las recetas porque una torta aumenta entre 50 a 100% durante la cocción. El color es importante también, por ejemplo los recipientes de vidrio o moldes antiadherentes de color oscuro por lo general requieren una reducción de 25 grados en la temperatura de cocción en comparación con los moldes de aluminio color plata.

4. Utilice la harina adecuada para la receta.

Todas las harinas tienen porcentajes diferentes de proteína, entre más proteína, más gluten. Las harinas para queques tienen menos proteína, la harina para pan tiene el mayor porcentaje de proteína y se utiliza para los elementos más densos, y la harina para todo uso es la intermedia y se usa para la mayoría de las tortas.

5. Pesar, no medir la harina.

Si usted no tiene una balanza de cocina, este es el momento para comprar una. El peso es la única manera precisa de medir la harina. Dependiendo de qué tan llena esté la taza de medir, se puede acabar con el doble de la cantidad prevista.

6. La química cuenta.

La química entre los ingredientes es la clave para una buena torta. La harina espesa la mezcla y proporciona el gluten, una proteína que le da estructura a la torta. No se debe mezclar en exceso, ya que el pastel puede quedar muy duro.

Los leudantes, como el bicarbonato de sodio o polvo de hornear, producen burbujas de dióxido de carbono, que son atrapadas por el almidón de la masa y se extienden durante la cocción, haciendo que el pastel crezca.

Las grasas, como mantequilla, manteca o aceite, ayudan a retardar la formación de gluten, mientras que proporciona humedad a la torta. Esto asegura una textura suave y cremosa.

El azúcar se disuelve en el gluten, manteniendo una textura suave y dándole humedad a la torta; con el calor se carameliza y le da al queque un color café.  

Los huevos le dan firmeza al pastel.  Las yemas de huevo contienen grasa, así como lecitina, un emulsionante que permite que la grasa y el agua se mezclen suavemente y aseguren su textura.

7. Deje enfriar el pastel

Deje enfriar en el molde sobre una rejilla de alambre durante 20 minutos. Una vez enfriado, coloque una placa en la parte superior, invierta el molde, y golpee suavemente o sacuda para que caiga la torta. Si usted no deja que el pastel enfríe, se puede quedar pegado al molde y su torta se podrá romper.

8. Lustre como un profesional.

Coloque una cucharada de lustre en la base y encima la primera capa de la torta, esto evitará que el queque se mueva mientras lo lustra. Use una espátula para colocar la primera capa de lustre y luego coloque la segunda torta encima. Cubra el pastel con una capa delgada de lustre y  congele durante 15 minutos para que el lustre se selle. Retire y termine de lustrar, empezando por la parte superior, luego los lados.

9. Altitudes más altas.

Dado que hay menos presión de aire en altitudes más altas, las tortas crecen más y se pueden secar, porque los líquidos se evaporan más rápido. Si usted vive por encima de 3.500 pies, siga estas instrucciones: Aumente la temperatura del horno a 375°F y los líquidos por 2 cucharadas por cada taza usada. Disminuya cada taza de azúcar 1 cucharada, cada cucharadita de levadura a  ? cdta y el tiempo de cocción por 5 minutos.

comments powered by Disqus