Domingo 22 de Enero

Sensibilidad al gluten

Mecanismo biológico descubierto

Agosto, 2016.

En la actualidad se estima que alrededor de 1 de cada 141 estadounidenses padecen enfermedad celíaca. Sin embargo, existe una gran cantidad de personas que experimentan síntomas similares en donde las pruebas diagnósticas para enfermedad celiaca resultan negativas.

Dicha situación genera confusión en el paciente, muchas veces resulta incomprendido, se le dice que: “su condición está en su mente”. Sin embargo, en un estudio publicado en la revista Gut, los investigadores dirigidos por Columbia University Medical Center (CUMC) en Nueva York, sugieren que la sensibilidad al gluten no celiaca puede surgir como resultado de una barrera intestinal debilitada, lo que desencadena una respuesta inmune inflamatoria cuando se consume gluten.

El gluten se encuentra en el trigo, centeno, cebada, triticale y están presentes en una gran variedad de alimentos, principalmente: panes, galletas, cereales y pastas.

La Fundación de la enfermedad celiaca define la sensibilidad al gluten no celiaca como "una condición con síntomas similares a los de la enfermedad celíaca que mejoran cuando el gluten se elimina de la dieta." Se caracteriza porque el paciente no presenta daño intestinal, ni posee la transglutaminasa tisular (tTG) asociada a anticuerpos.

Los investigadores encontraron que, los individuos con sensibilidad al gluten no celíaca, no poseen las células T citotóxicas que se encuentran en las personas con enfermedad celíaca, pero sí tienen un marcador de daño celular intestinal, junto con los marcadores de la actividad inmune sistémica aguda.

Este hallazgo indica que los pacientes con sensibilidad al gluten no celíaca tienen una barrera intestinal debilitada como resultado de daño celular intestinal, lo que desencadena la actividad inmune inflamatoria en respuesta al gluten.

Además, se encontró que, los síntomas de los individuos con sensibilidad al gluten no celíaca desaparecieron cuando se dejó de consumir alimentos que contienen gluten por un período de 6 meses. Sin embargo, aparecieron cuando se reintrodujo el gluten.

El equipo sugiere que puede ser posible usar estos marcadores para diagnosticar la sensibilidad al gluten no celíaca. En la actualidad, no existen pruebas de diagnóstico de la enfermedad. Esto representaría un gran avance tomando en cuenta el gran número de personas afectadas por la enfermedad y el impacto negativo en su salud.

comments powered by Disqus