Domingo 10 de Diciembre

Todo Sobre la Osteoporosis

Síntomas, factores de riesgo, diagnóstico, tratamiento.

Por: ContigoSalud

Definición

La osteoporosis es un desorden complejo caracterizado por una reducción en la cantidad de minerales del hueso (masa ósea) que puede ocasionar fracturas, especialmente de la muñeca, columna y la cadera.

La osteopenia es una disminución en la densidad mineral ósea que puede ser una condición precursora de la osteoporosis. Las personas con osteopenia pueden no desarrollar osteoporosis si siguen un estilo de vida saludable.

Un hueso normal está compuesto de proteína, colágeno y calcio, los cuales le dan fuerza. Los huesos cuando están afectados por osteoporosis se fracturan como grietas, en el caso de la fractura de cadera, ó colapso en la fractura de vértebras. Los huesos y el esqueleto ambos proporcionan apoyo estructural a los músculos y protegen los órganos internos. Además representan el mayor reservorio de calcio, magnesio y fósforo del cuerpo, que son esenciales para un funcionamiento celular normal.

Clasificación

- Primaria: Es la más frecuente; se observa en mujeres 15 a 20 años después de la menopausia, o en el adulto mayor (después de los 70 años).
- Secundaria: se debe a la ingestión de medicamentos o alguna enfermedad.

Síntomas

La osteoporosis no tiene síntomas. Su consecuencia más común son las fracturas. Los síntomas de una fractura en las vértebras de la columna son:

- Dolor de espalda
- Compresión de la espina dorsal
- Síndrome Cauda Equina (afecta los nervios que van a la vejiga urinaria y al intestino)
- Dolor radiculopático (Ej. Hernia discal)
- Postura encorvada
- Pérdida de estatura

Algunas fracturas requieren de cirugía, ya que sino aumenta el riesgo de una trombosis, embolismo y mortalidad.

Factores de riesgo

Esta enfermedad aparece con mayor frecuencia en mujeres amenorreicas y postmenopáusicas, por disminución de estrógenos y carencias hormonales, así como también en el adulto mayor (ambos sexos). La pérdida de masa ósea que se da con el aumento de la edad es de aproximadamente 300 mg de calcio al día, la cual se pierde en las heces y debe ser consumida a través de la dieta. 

Otras causas de osteoporosis son:

- Herencia
- Sexo: las mujeres son más propensas a presentar osteoporosis que los hombres porque tienen huesos más livianos.
- Edad: el riesgo aumenta con la edad
- Deficiencia de calcio y vitamina D en la dieta
- Consumo de tabaco, alcohol y cafeína, ya que disminuyen la absorción de calcio y vitamina D
- Sedentarismo
- Algunas enfermedades: anorexia nerviosa, síndrome de malabsorción, insuficiencia renal, artritis reumatoidea, glaucoma, Parkinson, demencia, sarcopenia.
- Medicamentos (glucocorticoides, litio, tetraciclina, hormona tiroidea, heparina)

Las consecuencias de la osteoporosis son fatales. Cada año esta enfermedad causa un millón y medio de fracturas en los Estados Unidos, la mayoría en la cadera, columna y la muñeca.

Diagnóstico

Es posible identificar la densidad ósea baja y así tomar medidas preventivas antes de tener osteoporosis. Los métodos más comunes para diagnosticar la osteoporosis son:

  • Radiografía convencional: se utiliza más que todo para detectar complicaciones de la osteopenia como las fracturas y para diagnosticar otros problemas como calcificaciones en el tejido, hiperparatiroidismo secundario, osteomalacia, entre otros. El problema es que para la detección por lo general el hueso ya está en un 30% desgastado.
  • Absorciometría de Doble Energía con Rayos-X (DXA):el resultado se analiza con un puntaje T. Si éste es -1.0 ó mayor está normal; entre -1.0 y -2.5 es osteopenia; y menos de -2.5 es osteoporosis.

La Fundación Nacional contra la Osteoporosis señala que hay ciertos grupos de personas que deben recurrir a un DXA. Estos son:

1. Todas las mujeres postmenopáusicas menores de 65 años que tienen riesgo de osteoporosis
2. Toda mujer mayor a 65 años
3. Mujeres postmenopáusicas con fracturas
4. Mujeres embarazadas ó en período de lactancia
5. Alguna mujer con enfermedades relacionadas con la osteoporosis como: inmovilización, hipogonadismo, enfermedades endocrinas, malnutrición ó desórdenes de malabsorción, alergia ó intolerancia a alimentos, bulimia y anorexia, artritis, lupus, insuficiencia renal, leucemia, linfoma, enfermedad de Parkinson.

Embarazo y lactancia

El embarazo y la lactancia afectan el mantenimiento de la masa ósea. En este período cantidades importantes de calcio pasan de la madre al feto o al lactante. Las demandas del feto o lactante alimentados de pecho pueden superar el calcio disponible en la madre, especialmente en mujeres que no tienen suplementación de calcio y vitamina D. Esto aumenta el riesgo de que una mujer sufra osteoporosis, por lo que es necesario un aumento en el requerimiento de vitamina D y calcio en la dieta. Entre más leche produce la mujer, mayor es el requerimiento de ambos nutrientes.

Prevención

Para prevenir la osteoporosis, se requiere de una combinación de buena alimentación, ejercicio, y un estilo de vida saludable. Preferiblemente deje de fumar y tome licor con moderación. Las personas con alguna enfermedad ó padecimiento deben tener cuidado ó el apoyo necesario para evitar caídas y fracturas. Además en algunos casos se recomienda suplemento de calcio con vitamina D.

Tratamiento

Hoy en día hay variedad de medicamentos para tratar la osteoporosis, y éstos dependen del sexo. Están los medicamentos como los Agentes Antirresortivos, que reducen la resorción del hueso, mientras que los Agentes Anábolicos del hueso, construyen hueso.

Asimismo está la suplementación con calcio (1,200 mg) y vitamina D (800 IU). Se ha visto que incrementa la densidad el hueso en un 1%.

El ejercicio, en especial aeróbico y de Resistencia, ayudan a mantener y aumentar la densidad del hueso en mujeres. Además mejora el balance y disminuye el riesgo de caídas.

Ver fuentes del artículo
comments powered by Disqus