Lunes 24 de Junio

Trastorno Bipolar: ¿Qué Es?

El conocimiento es una de las principales herramientas, infórmese sobre el trastorno bipolar

Por: Msc. Michelle Gillen, Psicóloga de la Salud

El trastorno bipolar pertenece al grupo de trastornos del estado de ánimo en donde las personas manifiestan cambios severos en los mismos. Sin embargo, no es tan sencillo como suena, dichos cambios son considerados episodios o síntomas cuya duración y severidad pueden llegar a incapacitar a la persona en la mayoría de sus labores cotidianas incluyendo las relaciones sociales. El trastorno bipolar afecta no solo a la persona que lo padece, si no a todas aquellas cercanas, especialmente familia y amistades. Muchas familiares refieren que  vivir con una persona con trastorno bipolar, es vivir en una constante montaña rusa de emociones. Conocer respecto a la enfermedad es una de las principales herramientas que los familiares y amistades pueden tener para saber como lidiar con personas que padezcan de este trastorno. A continuación se detallará información básica sobre el trastorno bipolar y sus distintas presentaciones.

Síntomas

Personas con trastorno bipolar pueden presentar episodios de depresión, manía, hipomanía o mixto. Los episodios de manía se manifiestan por un estado de ánimo de excesiva alegría, grandiosidad y/o irritabilidad, cuya duración sea de al menos una semana con presencia de síntomas como: pensamientos de grandiosidad o excesiva confianza en sí mismo; reducción en las horas de sueño; facilidad para distraerse; más conversador (a) que lo habitual; muy activo (a); en busca de actividades placenteras pero muy riesgosas y pensamientos y conversaciones apresuradas saltando de una idea a otra. Adicionalmente ideas delirantes y alucinaciones pueden ser parte de los síntomas que una persona presente cuando se encuentra en un episodio de manía.

Los episodios de hipomanía son similares a los síntomas de los episodios de manía. Sin embargo su presentación es a una escala más leve y no interfieren por completo en la capacidad de la persona para realizar sus actividades cotidianas. 

Los episodios de depresión se caracterizan por un estado de ánimo de tristeza y desinterés por actividades placenteras cuya duración sea de al menos dos semanas. Adicionalmente deberían estar presentes síntomas como: falta de energía o cansancio, notables cambios en el peso y apetito, dificultades con el sueño, sentimientos de culpa o inutilidad, dificultad para concentrarse o tomar decisiones y pensamientos recurrentes sobre la muerte o pensamientos de suicidio.  

Por ultimo un episodio mixto es aquel donde la persona presenta síntomas de depresión y manía al mismo tiempo. Para considerar un episodio mixto, la persona deberá presentar ambos tipos de síntomas por al menos una semana.

Tipos de Trastorno Bipolar

Se conocen cuatro tipos de trastorno bipolar, el trastorno bipolar tipo I, trastorno bipolar tipo II, la ciclotimia y el trastorno bipolar no especificado.

  • Trastorno bipolar Tipo I: Aquellas personas que presentan al menos 1 o más episodios de manía, hipomanía o mixto y un episodio de depresión.
  • Trastorno bipolar Tipo II: Cuando la persona presenta al menos 1 episodio de hipomanía y 1 episodio de depresión.
  • Ciclotimia: Se refiere a aquellas personas que manifiestan síntomas de hipomanía y síntomas leves de depresión durante la mayor parte del tiempo, con una duración de al menos 2 años.
  • Trastorno bipolar no especificado: Son aquellas personas que presentan síntomas de manía, hipomanía, depresión o mixto pero que no cumplen por completo con las especificaciones de los trastornos anteriores. Por ejemplo no cumplen con los criterios de tiempo de la ciclotimia.

Tratamientos

El trastorno bipolar es una enfermedad como cualquier otra enfermedad física, necesita de un tratamiento médico. En primera instancia un paciente con trastorno bipolar deberá someterse a un tratamiento farmacológico, principalmente para controlar y estabilizar los estados emocionales, reducir el riesgo de recaída, la hospitalización y los pensamientos suicidas. Por lo general se utilizan distintos fármacos, dentro de estos se encuentran los estabilizadores del estado de ánimo, antidepresivos, antipsicóticos atípicos y las benzodiazepinas. Existen ciertas recomendaciones que deberían ser expuestas por su médico antes de iniciar un tratamiento farmacológico, es recomendable preguntar por ellas.

Adicionalmente, la atención psicológica es altamente recomendada, principalmente como una terapia de seguimiento en conjunto con los medicamentos. Tiene como fin ayudar al paciente en la modificación de pensamientos y conductas que puedan perjudicar el curso de su tratamiento y su enfermedad. También funciona como una terapia informativa y educativa, en donde los pacientes aprenden a distinguir sus conductas, pensamientos y estados de ánimo cuando se evidencia el inicio de episodios de manía, hipomanía, depresivos o mixtos.

comments powered by Disqus