Domingo 16 de Junio

Un Buen Manejo de la Diabetes Tipo 1

Por: Dra. Ana Cristina Gutiérrez, Nutricionista

Que es la diabetes tipo 1?

La Diabetes Tipo1 es una enfermedad crónica y de carácter hereditario, en la que se presentan niveles altos de azúcar en la sangre. Esta enfermedad se da principalmente en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

El problema de la Diabetes Tipo 1 consiste en la ausencia de producción de una hormona llamada insulina que se produce en el páncreas.

Esta hormona es necesaria para transportar el azúcar que consumimos de los alimentos, del torrente sanguíneo hacia las células. Al haber un déficit de producción de insulina, este azúcar no entra en las células y aumenta en sangre.

Tratamiento nutricional y dieta

Las personas que tienen Diabetes Tipo 1 deben ser muy ordenadas en sus hábitos alimenticios. Aplique los siguientes consejos en sus hijos:

  • Debe tener una dieta variada, equilibrada y completa. Esta debe contener carbohidratos, proteínas y grasas.
  • En cuanto a los carbohidratos o harinas, se recomienda preferiblemente que sean integrales y no refinados, ya que aumentan rápidamente los niveles de azúcar en sangre. Por ejemplo debe preferir el pan integral, los granos como los frijoles, garbanzos y lentejas, pasta y arroz integral. Las porciones de carbohidratos deben ser moderadas y no consumir más de 5-6 oz de granos o harinas al día. 
  • Incluya frutas y vegetales frescos, al menos 5 porciones al día, lo que equivale a dos tazas de vegetales y una y media taza de frutas al día. Estos no solo aportan vitaminas y minerales sino que también fibra. Este elemento hará que sus niveles de azúcar tiendan a ser menores.
  • El plan nutricional deberá abastecer las necesidades de proteína del niño o niña. Prefiera, dentro de este grupo, las carnes blancas como el pollo sin piel, el pescado, el atún o bien, si consume carnes rojas, elija las que tienen cortes bajos en grasa o elimine la grasa visible en ellas. Procure que el niño consuma 5 onzas de proteína al día.
  • Incluya además lácteos en su plan nutricional. Este alimento aportará cantidades adecuadas de calcio para una adecuada salud ósea. Entre los lácteos es preferible incluir la leche descremada, yogurt sin azúcar y queso blanco. Incluya 3 porciones al día para cumplir los requerimientos nutricionales de este mineral. 
  • Agregue a su dieta grasas insaturadas o llamadas grasas buenas. Estas grasas son aquellas que provienen de fuentes vegetales como el aceite de oliva, de soya, de canola o de maíz, mantequilla de maní, las aceitunas, el aguacate o bien las nueces o semillas. Procure cocinar con poca grasa y evitar preparaciones fritas o que lleven mucho aceite para su cocción.
  • La combinación de alimentos durante el día es clave para no tener bajos niveles de un azúcar. Para el desayuno combine una fuente de carbohidrato como el pan integral con alguna fuente de proteína como un huevo, jamón de pavo o bien queso blanco.

Como cambia la vida de sus hijos

La vida de una persona con Diabetes debe tratar de llevarse con la mayor normalidad posible, pero siempre teniendo los cuidados de rigor. Una persona con esta enfermedad debe tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La alimentación se debe llevar con medida, en especial los carbohidratos. Se debe abstener de azúcar y harinas refinadas como por ejemplo las galletas, confites o chocolates, papas fritas o de paquete, panes o repostería, entre otros.
  • Debe realizar tiempos de comida cada 3 horas para evitar hipoglicemia o bajones de azúcar. Es importante recordarle al niño o niña que debe respetar las horas de comer sin saltarse ningún tiempo de comida.
  • Se recomienda realizar ejercicio al menos 30 minutos diarios o bien 250 minutos por semana; puede ser caminar, trotar, andar en bicicleta o bien jugar en el jardín. NO necesariamente debe estar en un gimnasio o en clases particulares.
  • Los medicamentos prescritos por el medico deben respetarse al 100% en dosis y hora de ingerirlo.
  • Se deben enviar a la escuela o colegio meriendas saludables que incluyan fruta, alguna galleta o pan integral  y algún lácteo descremado como el queso blanco, yogurt sin azúcar o una cajita de leche descremada.
  • Se debe capacitar a las personas cercanas al niño o niña a saber actuar en casos de hipo o hiperglicemias.
  • En restaurantes o sitios de comida rápida, se debe preguntar como se prepararon los alimentos, ya que algunas preparaciones contienen harinas de relleno o azúcar en salsas.

Síntomas que debe vigilar

Conocido como hipoglicemia, los niveles bajos de azúcar incluyen: irritabilidad, temblores o debilidad, falta de coordinación, visión doble, dolor de cabeza, mareos, pérdida de conciencia o bien niveles de azúcar menores a 70.

Conocido como hiperglicemia, los niveles altos de azúcar incluyen, sed excesiva, aumento en la frecuencia de orinar, hambre excesiva, signos de confusión, taquicardia, nauseas y en algunos casos diarreas.

comments powered by Disqus